thumbnail Hola,

El delantero de la "Roja" plasmó en su cuerpo el tiro que le habría dado la victoria a Chile.

El arte del tatuaje data de miles de años atrás, representando las culturas tribales, donde muchas veces marcaban la jerarquía entre los habitantes de una misma zona, como también hechos relevantes en la vida de quien llevara este "rayado" en su piel.

Una historia de la cultura entre la tinta y el cuerpo, o modificaciones corporales, que han evolucionado en técnicas, presentaciones y objetivos. Al menos así lo ha mostrado Mauricio Pinilla, quien se tatuó su remate, aquel tiro que pegó en el travesaño en el minuto 119, aquel lanzamiento que enmudeció a todo Brasil. Ese mismo remate que aún ronda en la mente de todos los chilenos.

Un tiro rompiendo el travesaño, eso es lo que se tatuó "Pinigol" quien llevará marcado por siempre aquella situación que de haber convertido, muchos tendrían tatuado ese recuerdo en la mente y en la alegría de todos los hinchas de la Selección chilena.

Marlon Parra es el tatuador que se encarga de tatuar casi siempre a "Pinigol". La jugada en que casi tiró abajo la portería de Julio César.
 

Artículos relacionados