thumbnail Hola,

Guillermo Barros Schelotto se convirtió en el cuarto ídolo xeneize que tendrá su propia estatua en el museo de Boca, después de Maradona, Riquelme y Palermo.

“Es una forma de agradecerle y poder devolverle un poco de los buenos momentos vividos junto a él, sus goles, su picardía y su forma de ser”, reza el proyecto que este domingo se convirtió en realidad y que inmortaliza la figura de Guillermo Barros Schelotto en una estatua de bronce que formará parte del Museo de la Pasión Boquense.

El monumento, cuya realización duró 8 meses y fue idea de Gabriel Bonavena, fue hecho únicamente con la colaboración de los hinchas y fue descubierta por el mismísimo ídolo xeneize. Así, Guille se convierte en el cuarto jugador que cuenta con su estatua. Los primeros fueron Maradona, Riquelme y Palermo.

Una forma de reconocimiento a un símbolo de Boca, que jugó en el conjunto de la Ribera entre 1997 y 2007 y que suma 16 títulos oficiales con la camiseta azul y oro. Un verdadero ídolo que siempre será recordado por los hinchas. Y que ahora, también es de bronce.

Artículos relacionados