thumbnail Hola,

La leyenda inglesa admitió sus problemas con el alcohol, se quebró en público y confesó que es una lucha constante contra su deseo de beber.

Paul Gascoigne ha sido uno de los referentes del fútbol inglés en las últimas décadas. Surgido de la cantera del Newcastle, forjó una gran carrera en la que pasó por Tottenham, Lazio, Glasgow, Middlesbrough, Everton, Burnley, Gansu Tianma (China) y Boston United, además de vestir la camiseta de la Selección Inglesa. Sin embargo, su carrera fue menos de lo que podría haber sido, acorde a sus condiciones: su indisciplina y sus vicios castigaron sus posibilidades.

El escenario ha empeorado desde su retiro hace casi diez años. Cuando colgó los botines, se agravaron sus problemas: dGascoigne, capturado con las cerveza en su mano.ebió someterse a un tratamiento psiquiátrico debido a sufrir un desorden obsesivo-compulsivo, diagnosticarle un trastorno bipolar, bulimia y sus problemas con el alcoholismo, por lo que fue sistemáticamente internado en centros de desintoxicación. Protagonista de altercados en los bares (el más recordado fue con Liam Gallagher), intentó suicidarse en 2007 en un hotel de Liverpool.

Su última aparición pública fue en un evento de caridad. Frente a un aforo de 500 personas, se quebró dejando una nueva imagen deplorable: "No puedo vivir sin una cerveza. Sé que debo dejar de beber pero simplemente no puedo". Enseguida debió ser retirado entre temblores y casi descompensado, según afirma el diario inglés Mirror. Un día más tarde, vestido con la misma ropa de aquella gala, fue encontrado comprando cerveza a las once de la mañana.

Un preocupado amigo cercano a Gazza fue lapidario: "Es preocupante porque incluso a dejado la clínica a la que asistía. Está encerrado en su departamento, bebiendo. Ni siquiera la muerte de un amigo que falleció por la misma causa pudo hacerlo repensar su vida. Creo que nadie puede salvarlo".