thumbnail Hola,

Ya es conocida la fuerte presencia argentina en el Catania, ahora Goal.com te presenta la historia de la 'Heladeria Catania', fundada en 1967 en Rosario por inmigrantes cataneses.

Una pasión puede superar miles de kilómetros. Puede superar un vasto océano y volver familiar a algo que parece tan lejano. Como Catania y la Argentina, una ciudad y un país que se abrazan y no se sueltan. Sólo un viaje, una pelota. Y un helado.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Giuseppe Capitano decide dejar su Catania natal y emigrar a la Argentina. Era el viaje de la fortuna, como se lo llamaba por aquellos años. Llegó a Rosario y comenzó a trabajar como vendedor ambulante de helados en el Parque Independencia, alrededor del estadio de Newell's Old Boys.

Se hizo famoso con su carrito con el cartel 'Helados la siciliana' y, con el tiempo, reunió unos ahorros que le permitieron abrir su propia heladería, allá por 1967. ¿Qué nombre ponerle? El señor Capitano no lo pensó dos veces: el nombre perfecto es 'Catania', en honor a su ciudad. La 'Heladeria Catania' se volvió en uno de los puntos más importantes de encuentro en Rorsario, para los inmigantes cataneses y los otros.

Giuseppe e un apasionado del fútbo y, obviamente, de Calcio Catania. En aquellos tiempos la squadra rossazzurra no era una verdadera colonia argentina como hoy, pero tenía a un argentino en el equipo: Salvador Calvanese, autor de un gol en el 2-0 del Catania sobre el gran Inter de Helenio Herrera.


Los 11 del Elefante | La formación completa de la 'Heladeria Catania'

Calvanese se llamaba Salvador, igual que el hijo de Giuseppe, quien contagiado de la pasión de su padre, decidió hacerse jugador. Militó en Newell's Old Boys, en Central Cordoba y cerró su carrera en Renato Cesarini. En el medio, tuvo una paradojal experiencia europea: en 1977 Salvador Capitano pasó al Palermo, que evidentemente (las estadísticas lo dicen) no fue el equipo perfecto para él. Colgó los botines, fue un entrenador famoso, ganó muchos título en Ecuador, pero no olvidó la tradición familiar...

Él, de hecho, heredó la 'Heladeria Catania' y el amor por los colores rossazzurri. Decidió que todos sus empleados vistan la camiseta del Catania, que se estaba convirtiendo en el equipo más argentino de Europa. En el plantel actual hay 11 argentinos, tres de los cuales hicieron el viaje inverso al que Giuseppe Capitano había hecho en 1952: Almiron, Paglialunga y Spolli, nacidos en Rosario emigraron en la búsqueda de la fortuna hacia el Catania. La camiseta dedicada por Spolli, brilla como una reliquia en una de las paredes de la heladería.
La camiseta con la dedicatoria del rosarino Spolli.


Para mejorar más esta historia, está Giorgio, nacido en Catania hace 23 años de padre catanés y madre argentina. Un mix perfecto. Vive en las laderas del Etna la mayor parte de su vida y es hincha del Catania, al que alentó desde la Serie C2 hasta la llegada a la Serie A. Canta por el Catania desde la 'Curva Nord' del estadio, al mismo momento que su corazón viaja hacia 'La Bombonera'.

Hasta que recibió una llamada demasiado fuerte desde Argentina y se volvió. Igual que Giuseppe, fue a Rosario. ¿Dónde iba a encontrar trabajo si no en la 'Heladería Catania'? Los amigos que lo ven en la foto con la camiseta rossazzurra, le preguntan: "¿Te volviste a Italia?". Él les responde: "No, vivo en Rosario y trabajo en una heladería que se llama Catania. Casualidades de la vida...".

O tal vez sea solamente el vínculo, el destino. Ese que une tanto a Catania y la Argentina.

Encuesta del día

¿De que cuadro sos en Europa?

Artículos relacionados