thumbnail Hola,

El equipo de Rancagua, dirigido por Eduardo Berizzo, venció 1 a 0 a Universidad Católica y obtuvo su primer título en 58 años. El gol fue de otro argentino, Pablo Hernández.

Llegó para O'Higgins el día más esperado en sus 58 años de vida. En una definición cerradísima del Torneo Apertura, que requirió de un desempate ante la Universidad Católica, se impuso por 1 a 0 y así logró el primer título de su historia de la mano de un argentino: Eduardo Berizzo.

El Toto es un legítimo heredero de Marcelo Bielsa en Chile, tras haberlo acompañado en su histórico período al frente de la Roja. Ya había obtenido un subcampeonato en el Apertura 2012, al perder por penales ante Universidad de Chile. Pero esta vez hubo revancha y el Estadio Nacional vio su coronación.

El gol que quedará en el recuerdo de cada hincha del Capo fue obra de otro argentino, el enganche ex-Argentinos Juniors Pablo Hernández, a los 34 minutos de la primera mitad. Los otros albicelestes que formaron parte del equipo en la final fueron Julio Barroso, Mariano Uglessich, Alejandro López y Ezequiel Lazo.

Con el clásico esquema ofensivo 4-2-1-3, el conjunto de Rancagua logró 39 puntos en el campeonato, producto de 12 triunfos, tres empates y dos derrotas. Y en los 90 minutos finales ante los Cruzados lograron la ventaja, supieron defenderla y culminaron la noche con la primera vuelta olímpica de su historia.

Relacionados