thumbnail Hola,
Policías heridos y dos jóvenes detenidos durante el Euskadi-Bolivia

Policías heridos y dos jóvenes detenidos durante el Euskadi-Bolivia

Incidentes en las tribunas de Anoeta / Foto El País Vasco

El sindicato de la policía vasca, 'Erne', denuncia el "caos organizativo y de seguridad" vivido durante el encuentro disputado en San Sebastián.

Durante el partido que disputaron la selección de Euskadi y Bolivia, fueron muchos los incidentes que se produjeron en las tribunas de Anoeta, que acabaron con 14 Ertzaintzas heridos y dos jóvenes detenidos. Los hechos que relata la policía vasca son muy graves, incluso el sindicato de la policía vasca ha declarado que "no sucedió ningún hecho más grave por la profesionalidad de los agentes" pero recalcan que, tras la falta de medidas de seguridad en el estadio "se estuvo muy cerca de la tragedia".

Según relata la policía y se puede ver en las imágenes, las medidas de seguridad aplicadas fueron muy escasas ya que se lograron introducir "todo tipo de utensilios, bengalas, petardos, bombas de humo", lo que llevo a que "grupos de hinchas radicales, perfectamente organizados, los utilizaran contra los agentes de la Ertzaintza". El sindicato lo ha calificado de "caos organizativo y de seguridad".

De los 14 ertzainas heridos, dos han sufrido alguna fractura mientras que los demás han salido contusionados tras la avalancha de objetos lanzados por los radicales. La policía vasca ha confirmado que un grupo de espectadores tiró objetos, petardos y asientos contra los policías, lo que conllevó a la actuación policial con diversas cargas.

"El ambiente de esa zona del campo estaba claro con las pancartas y expresiones que se utilizaron durante todo el partido. No es la primera vez que esto sucede, pero no por ello vamos a dejarlo pasar. Sabemos que se han producido detenciones e identificaciones, y esperamos que se aplique las medidas pertinentes para que no puedan volver a pisar un campo de fútbol", explica 'Erne'.

El sindicato de la Ertzaintza ha pedido explicaciones al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco al "pone en grave riesgo la integridad de los agentes por falta de seguridad e incumplimiento de protocolos de actuación en acciones similares". El partido acabó con un 6-1 favorable a la selección de Euskadi, pero con unos hechos que enturbiaron el gran ambiente vivido en las gradas de Anoeta.

Artículos relacionados