thumbnail Hola,

El City necesitará un empate para consagrarse campeón de la Premier League, mientras que al United le hace falta un triunfo y que Tottenham pierda para entrar en Europa League.

La noche del 16 de abril no parecía posible. Manchester City acababa de sufrir el empate 2-2 de parte de uno de los últimos de la liga, el Sunderland, y todo parecía concluir con el título en manos del Liverpool por primera vez consagrándose en la Premier League en 24 años.

Cómo las cosas pueden cambiar repentinamente. Un colapso inimaginable del equipo de Brendan Rodgers al enfrentar a Chelsea y a Crystal Palace vio cómo el título se les volvía a escapar dramáticamente de las manos al Liverpool.

El City mantuvo la calma y alcanzó cuatro victorias consecutivas. Y ahora, que está a un solo punto del título, que debe conseguir ante West Ham, respira tranquilo ya que para alcanzarlo el Liverpool debería ganarle al Newcastle por 13 goles.




Por otra parte, tras la derrota de Everton ante el City de Manuel Pellegrini -que le aseguró el cuarto puesto a Arsenal- toda la atención la acaparan los postulantes a la Europa League (quinto y sexto puesto).

Manchester United tendrá la chance ante Southampton, el domingo, para dejar atrás una flojísima temporada, justo en el último partido de Ryan Giggs a cargo del equipo, antes de que Louis van Gaal se haga cargo tras disputar el Mundial con Holanda.

Los Diablos Rojos pueden meterse en Europa, pero para ello necesitan un triunfo y esperar que el Tottenham pierda contra el Aston Villa: a igualdad de puntos, los de Manchester tienen mejor diferencia de gol.

Artículos relacionados