thumbnail Hola,

El jugador japonés cuenta la historia que ha vivido para llegar desde Japón a México en busca del sueño por debutar en Primera División.

No es común ver a un jugador oriental probar fortuna en el Máximo Circuito del fútbol mexicano. Han sido pocas las coincidencias que nos han tocado ver con futbolistas asiáticos en México.

Vestido con el uniforme de entrenamiento de Monarcas Morelia y ataviado con el 136 en su pecho, sus ojos rasgados no dejan lugar a dudas al hombre que ve en el balompié azteca su trampolín hacia los éxitos y el profesionalismo.

Aferrado a sus sueños, así es el japonés Reiji Sato, quien ya debutó en la Copa MX con el Morelia y marcó un golazo ante Veracruz. No se desvela, no sale de fiesta, por ahora toda su atención está enfocada hacia su siguiente meta: llegar a Primera División. ¿Sus armas? Mucha velocidad y una mentalidad triunfadora característica de la gente de su país.

El japonés platica en exclusiva para Goal.com cómo se dieron sus inicios en el fútbol y las decisiones que debió tomar para conseguir sus sueños. Ir atrás de una pelota, no siempre fue fácil.

"Yo veía a mi hermano mayor que jugaba muy bien y decía: “Yo quiero jugar como él”, entonces desde niño me gustó mucho y empecé a jugar todos los días con amigos y en la escuela", inició el japonés.

Sato no niega que el Mundial de 2002 que se celebró en su país fue la piedra angular para que decidiera labrar un camino dentro del deporte de los balones y las patadas.

"Tenía nueve años y mi padre compró boletos para la final entre Alemania y Brasil, pude ir a ese partido con él y lo recuerdo muy bien. Desde esa edad ya me encantaba el fútbol", siguió.



Pero el destino de Reiji Sato le tenía guardada una sorpresa, pues a miles de kilómetros de su país natal, en un continente diferente, es donde se fraguaría el arranque de su andar hacia la meta que todo futbolista desea: la Primera División.

"En el 2010 vine con la selección de Japón a una Copa Chivas y me gustó mucho el nivel de los jugadores mexicanos, así que le dije a un representante japonés que radica en Guadalajara que me ayudara porque me quería quedar en México. También Yuto Ono vino a México y está jugando en Veracruz", continuó.

El jugador de Monarcas Morelia que se desempeña en la zona ofensiva confesó lo difícil que fue para él dejar su país, su familia, idioma y tradiciones tras llegar a México. "No entendía nada, creo que solamente sabía decir “hola” y “cómo estás”. Mientras confiesa que venir a nuestro país no puede catalogarse como un error. "Sí, estaba convencido de ello y lo sigo estando. Creo que es mucho el sacrificio para vale la pena porque yo quiero jugar en México", añadió.

La Barrera del idioma y la disciplina del éxito

Reiji Sato ha ido progresando cada vez más en su adaptación a México y el manejo del idioma español. El tiempo y la escuela han hecho que poco a poco rompa la barrera de la comunicación y la tecnología a mantener el contacto con sus seres queridos.

"Es que tomo clases en la casa club, ahí tengo una maestra que va y me enseña el español, así es que sigo aprendiendo. Mi familia y mis amigos son fundamentales, hablo mucho con ellos por Skype, sobre todo con mi mamá, es con la persona que más hablo, aunque a la comida mexicana ya me acostumbré porque llevo aquí casi dos años", añadió.

El japonés suele ser disciplinado, como históricamente ha sido la gente de su país. Prefiere ver la tele y hablar con sus amigos que salir a la calle a una fiesta o un antro.

"La verdad es que casi no salgo. Prefiero estar en mi cuarto leyendo, viendo la televisión o en internet hablando con mis amigos de Japón. No me gusta mucho salir".

Aquino, su espejo en México

Sato dejó en claro quienes son sus personajes favoritos en el mundo del fútbol, tanto en el plano nacional, como internacional.

"Veo fútbol mexicano y también europeo. Me gusta mucho como juega Javier Aquino, me identifico con él. Cuando era niño mi ídolo era Shunsuke Nakamura, y ahora me gusta cómo juega Yuto Nagatomo del Inter de Milán, y además juego en la misma posición que él, como volante", indicó. Mientras en el fútbol europeo "el inglés Aaron Lennon del Tottenham, también por su velocidad y su técnica, es muy bueno".



La pregunta obligada es saber, ya que ha jugado en México, la diferencia de condiciones que hay entre el fútbol de nuestra liga y el balompié japonés.

"Pues más bien el tipo de juego es diferente. En México son muy ofensivos y siempre van a atacar, siempre van adelante y a mí me gusta más así. En Japón es mucho juego colectivo, te apoyas mucho con los compañeros y hay mucho orden", dijo.

Su debut en la Copa MX con Rubén Omar Romano

La gran oportunidad de Reiji Sato se dio en la Copa MX donde el argentino Rubén Omar Romano le dio chance de obtener sus primeros minutos. Ahí, no decepcionó y marcó un gol de extraordinaria manufactura.

"(Rubén Omar) Romano me dio la oportunidad de jugar tres partidos de Copa y creo que lo hice bien. Pero tengo que entrenar mucho, trabajar y seguir mejorando para mostrarme.

Con la salida de Romano y la llegada del argentino Carlos Bustos al timonel de Morelia, el japonés deberá redoblar esfuerzos para ser considerado en el equipo.

"(Carlos) Bustos no me conoce mucho, pero si eres buen jugador tienes que jugar. Yo trabajo para ser mejor jugador cada día sin importar quién sea el entrenador. Si yo juego bien y estoy en buen nivel, el entrenador me va a poner a jugar.

Cuestionado sobre la historia que escribiría al ser el primer jugador japonés en militar en la Primera División mexicana, Reiji Sato dijo que por el momento, espera seguirse preparando para debutar en México.

"Sí pero aún no gano nada, todavía ni siquiera debuto, entonces ahora no pienso en eso, prefiero seguir preparándome para que llegue ese momento", culminó.


Artículos relacionados