thumbnail Hola,

El nuevo entrenador de la Selección brasileña se desvinculó de los rumores que lo señalaban como representante de jugadores y dijo que no girará todo en torno al crack del Barça.

Tras la llegada de Dunga y los rumores que lo vinculaban como representante de jugadores, el nuevo técnico de la Selección brasileña decidió hablar al respecto para alejarse de la situación, explicar cómo ocurrió todo y también comentar algunos detalles sobre el juego que quiere que muestre su equipo.

El exjugador campeón del mundo en 1994, al que se había acusado de recibir dinero por la transferencia de Ederson a Niza, aseguró que lo único que hizo él fue presentar a la persona que haría el negocio con los dueños del equipo y que por lo tanto, no había tenido ningún vínculo con el traspaso, aunque se llevó una comisión por este hecho.

"En 2004, cuando dejé de jugar al fútbol, se me acercó una persona de Rio Grande do Sul para que lo presentara con un inversionista europeo y no viendo problema en esa situación, lo hice. Yo presenté al inversionista", dijo a la cadena Globo, quien por segunda vez será el encargado de dirigir a la Selección de su país.

Sin embargo, Dunga intentó dejar en claro que no tuvo nada que ver en el negocio. "Yo lo único que hice fue hacer la presentación entre las partes. Desde ahí, me mantuve lejos de la negociación y fue el propio club el que hizo todo con el representante", remarca pese a haber recibido cerca de 180 mil dólares por sus servicios.

Por último, tras hablar de esto, se refirió a su proyecto con el seleccionado que ahora dirigirá. "Brasil no va a jugar en función de Neymar", es lo primero que deja claro, aunque también resalta la importancia del delantero como figura: "Es Neymar quien debe jugar en función de la Selección y Brasil va a crear una estructura para que él pueda marcar la diferencia".

Relacionados