thumbnail Hola,

El expiloto fue tricampeón del mundo en una época particular del fútbol en Brasil y se convirtió en un referente del deporte en su país. La inevitable comparación con Pelé.

El 1º de mayo no sólo es el Día del Trabajador en Brasil, sino que también se cumplen 20 años del fallecimiento, en Ímola, de Ayrton Senna, uno de los deportistas más grande en la historia del país anfitrión del próximo Mundial. El tricampeón de la Fórmula 1, que dejó un legado inigualable, siempre mantuvo relación el fútbol.

“Ayrton no era bueno en el fútbol, no jugaba bien. Jugaba muy mal, era un horror. Sólo pensaba en el kart, mañana, tarde y noche. ¡De haber dependido del fútbol estaba perdido!” dijo su hermana, Viviane Senna, hace algunos años. Al brasileño le gustaba el fútbol, pero como aclaró su hermana, y pese a ser un gran atleta, jamás podría haberse dedicado a practicarlo porque no tenía las condiciones. Fanático de Corinthians, recibió un homenaje muy particular de los jugadores del Timao en el último partido que disputó el equipo. 

El expiloto, que murió con tan sólo 34 años, brilló en la década del '80 y a principios de los '90. Campeón del mundo en 1988, 1990 y 1991, con más de 80 podios en Toleman, Lotus, McLaren y Williams, Senna atrajo la atención de todo un país con sus carreras y atenuó los fracasos de la Selección de Brasil entre 1970 y 1994. Tamaños logros lo convirtieron en, para muchos, el deportista más querido de todos los tiempos en Brasil, incluso por encima de Pelé. Aguna vez, el propio Diego Armando Maradona, dijo que él era mejor que O Rei ya que a su eterno rival “ni siquiera en su país lo habían elegido el primero”.

A los pocos meses de su fallecimiento, el equipo de Carlos Alberto Parreira rompió la mala racha, salió campeón en Estados Unidos 1994 y le dedicó el Mundial. En las últimas horas, Neymar y Dani Alves, jugadores de la actual Selección de Brasil, fueron algunos de los que recordaron a Ayrton Senna. El lateral escribió en las redes sociales: "Hoy hace 20 años que perdimos a uno de los mayores ídolos que tuvimos en Brasil. Nunca nos olvidaremos de su legado, de su lucha, de sus vibrantes y trabajadas victorias. Gracias ídolo para hacernos entender que no hay victoria sin lucha, ni gloria sin sacrificio. Feliz Día del Trabajador y feliz día del gran Ayrton Senna". Por otra parte, el delantero publicó una frase del expiloto: "Seas quien seas, sea cual sea su posición social, alta o baja, ten siempre mucha fuerza y mucha determinación y hazlo todo con mucho amor y con mucha fe en Dios, que un día llegarás a tu meta".

El accidente en la séptima vuelta del Gran Premio de San Marino, en el circuito de Imola, quedó grabado en la memoria de todo Brasil. Se trató de un choque contra un muro de protección a 320 kilómetros por hora, tras pasar por "il tamburello", por entonces una de las curvas más peligrosas del mundo. Aquel día murió el piloto, pero nació la leyenda que estará viva por siempre.