thumbnail Hola,

Descensos y escándalo en Brasil

Fluminense, último campeón del Brasileirao, jugará en la Serie B. Una batalla campal durante el partido de Atlético PR y Vasco (que descendió) dejó heridos de gravedad.

Se definían los descensos en Brasil. Pero el drama, el verdadero drama de la última jornada del Brasileirao, se vivió en las tribunas del estadio de Atlético Paranaense, donde los torcedores locales se enfrentaron a los hinchas de Vasco da Gama en una batalla salvaje, que dejó como saldo cuatro heridos de gravedad. Los cariocas, finalmente, perdieron la categoría al caer por 5-1. El otro descendido fue Fluminense, otro grande carioca, que pese a vencer por 2-1 a Bahía jugará la temporada 2014 en la Serie B junto con Ponte Preta y Náutico, quienes habían descendido antes de esta jornada.

Las vergonzosas imágenes del choque entre los torcedores de Atlético PR y Vasco se adueñaron de la jornada. El cruce se produjo en una zona de las tribunas en la que, sin explicación razonable, no se encontraban policías: hubo cuatro heridos de gravedad, uno de ellos llegó al hospital en estado de coma, que debieron ser retirados del estadio por un helicóptero de la Policía que aterrizó en pleno campo de juego. El partido estuvo detenido durante más de una hora, desde los 16’ del primer tiempo (el local ya ganaba 1-0) y se reanudó, cuando las fuerzas de seguridad dieron las garantías del caso, para culminar con un 5-1 que firmó el descenso de los cariocas.

Otro grande del fútbol brasileño, Fluminense, también jugará la próxima temporada en la Serie B: pese a vencer 2-1 a Bahía, el triunfo de Curitiba por 1-0 como visitante frente a San Pablo lo obligó a descender. Lo llamativo fue que Flu había sido campeón en la última temporada del Brasileirao: un año después, toca fondo. De esta manera, dos grandes jugarán en la Serie B junto con Ponte Preta y Náutico, quienes ya estaban descendidos al comenzar esta jornada.

Artículos relacionados