thumbnail Hola,

El técnico de Bayern Munich protagonizó un blooper en los festejos tras la victoria 1-0 ante Stuttgart, haciendo recordar a Sergio Ramos.

El técnico de Bayern Munich, Pep Guardiola, protagonizó algunas de las imágenes más llamativas de la celebración de la Bundesliga por parte de su equipo. Además de la tradicional ducha con cerveza, Guardiola fue protagonista por un blooper vivido en el césped del Allianz Arena.

Y es que, como Sergio Ramos hiciera con la Copa de Rey unos años atrás, el técnico de Santpedor tuvo un desliz con el trofeo de la Bundesliga, dejándolo caer al suelo.

En aquel momento el defensor Merengue llevaba la Copa del Rey, de 15 kilos, sobre la cabeza y se le cayó al piso. "No se cayó, saltó ella cuando llegó a Cibeles y vio tantos madridistas...", bromeó el campeón del mundo en 2010 con España y zanjó la situación.

Esta vez, Pep levantó el trofeo y se hizo el distraído, como diciendo “aquí no ha pasado nada”. Por suerte, tanto la altura desde la que se produjo la caída (únicamente lo tenía alzado con los brazos sobre su cabeza) como la forma del mencionado trofeo (es una ensaladera y no una copa) evitaron que se produjeran daños en el mismo.

Artículos relacionados