thumbnail Hola,

Los dirigidos por Pep Guardiola una vez finalizado el encuentro que ganaron por 3-1 ante el Hertha Berlin y consagrarse campeones, desataron la locura.

Una vez finalizado el encuentro ante el Hertha Berlin y ganar por 3-1, Bayern Munich se coronó campeon de la Bundesliga y tanto Josep Guardiola, como sus dirigidos estallaron de alegría y compartieron el festejo con los hinchas.
Cambiaron su casaca habitual por la número 24, en referencia a la cantidad total de torneos ganados por los de Allianz Arena. Además jugaron con una replica del trofeo y hablaron hacia su público con un megáfono.



Thomas Müller encabezó los festejos con una réplica del trofeo de la Bundesliga.



La unión hace a la fuerza y este equipo demostró eso durante todo el torneo.



Pep Guardiola logró lo que parecía imposible y mejoró aún más el juego de un equipo que llegaba de ser multicampeón con Jupp Heynckes.



Thiago Alcántara estuvo a punto de pasar del Barcelona al Manchester United, pero decidió seguir los pasos de Guardiola y en menos de seis meses tuvo su gran premio. Lo festejó a lo grande con el brasileño Rafinha.



Dante fue uno de los más emocionados y exitados por el logro conseguido. Llevó la bandera de Brasil durante toda la celebración.



Mario Götze fue el refuerzo más polémico de la Bundesliga, al pasar del Borussia Dortmund al rival más fuerte, pero eso quedó en el pasado y hoy disfruta de un gran presente.



Franck Ribéry esta vez pudo celebrar con la tranquildad de que no sufriría otro baño de cerveza como el año pasado.



Fiel a su estilo, Pep Guardiola fue el más medido a la hora de celebrar. Sólo se abrazó con sus dirigidos, aplaudió al público y accedió a ponerse una gorra conmemorativa.



La voz cantante estuvo a cargo de Dante quien, cual director de orquesta, dirigía los cantos de los hinchas bávaros.



Müller no quiso ser menos que el brasileño y le quitó el megáfono para dedicar unas palabras de agradecimiento a todas las partes de la institución de Munich.

Relacionados