thumbnail Hola,

El volante cayó en el área del Nüremberg y luego que el árbitro cobrara penal, le pidió que diera marcha atrás porque se había tirado. El juez cambió su decisión.

El volante alemán Aaron Hunt protagonizó un hecho insólito en el fútbol en el partido entre Werder Bremen y Nüremberg por la Bundesliga.

Werder Bremen ganaba 2-0 en su visita al Grundig-Stadion. A los 74 minutos, Aaron Hunt del Bremen, entró al área y cayó luego de un cruce con un defensor rival. El árbitro no dudó y cobró penal inmediatamente.

Al instante, el propio Hunt, le pidió al juez que no lo cobre, que no fue penal. Los jugadores rivales se sumaron al petitorio e inmediatamente agradecieron y felicitaron a Hunt por su sensata y gran actitud. El árbitro dio marcha atrás en su decisión y no amonestó al volante que reconoció haberse tirado.

Sin dudas, y más allá de imaginar que hubiera pasado con el marcador adverso, fue una muestra brillante de honestidad, y de Fair Play.

El partido culminó con victoria del Bremen por 2-0 gracias a los goles del argentino Franco Di Santo y el alemán Philipp Bargfrede.

Relacionados