thumbnail Hola,

El goleador polaco de Borussia Dortmund no escondió su malestar, tras la derrota de su equipo ante Bayer Leverkusen que lo dejó a diez puntos de la cima de la Bundesliga.

En cuestión de semanas -o días-, a Borussia Dortmund se le nubló el horizonte. El equipo comandado por Jürgen Klopp, entrenador que guió a BVB a la conquista de dos Bundesligas, una Copa de Alemania y un subcampeonato de de Champions League en 2013, cayó como local ante Bayer Leverkusen el último fin de semana y complicó demasiado sus posibilidades de pelear por el título doméstico, al quedar a diez puntos de distancia del líder Bayern Munich.

"No les dije nada y sólo les estreché la mano. Otra cosa no tenía sentido: estaban tan desarmados", contó el presidente del Dortmund, Reinhard Rauball, según recoge el diario español Sport, y agregó: "En estos momentos, no necesitan ni consuelo".

Pero el presidente no era el único invadido de amargura y enojo por el tropiezo del equipo de Klopp en Signal-Iduna-Park. De hecho, el goleador del equipo y de la Bundesliga -con 11 gritos-, Robert Lewandowski, fue más tajante respecto al presente de su equipo.

"Estamos en una situación de mierda", soltó sin vueltas el atacante polaco, quien hace menos de siete días había pronosticado que Bayern, rival directo en la lucha por la Bundesliga, podría sufrir "un pequeño bajón en su rendimiento".

Ante este panorama, al equipo de Klopp y Lewandowski le queda por delante un partido vital para sus aspiraciones europeas: el miércoles visitará Marsella, para enfrentarse al Olympique en un duelo clave por un lugar en octavos de final de la Champions League.

Artículos relacionados