thumbnail Hola,

El presidente del club alemán recuerda la reunión que mantuvo con el técnico en Nueva York en la que dio el sí.

El fichaje de Pep Guardiola por el Bayern Múnich tuvo su novela. No fue nada sencillo convencer al técnico ex Barcelona para entrenar al conjunto bávaro. El diario Bild recoge cómo fue la negociación entre el presidente del club, Uli Hoeness, y el propio entrenador.

“La reunión en Nueva York fue el 20 de diciembre. Pep había pedido poder conocerme. Yo quería que nos viéramos en un local que conozco ahí, pero él prefirió mandarme una limusina negra al hotel Four Season, en la Quinta Avenida”, explica.

También comenta que Karl-Heinz Rummenigge, presidente del consejo de administración de la entidad, ya se había reunido con Pep en otoño. “Yo llevaba el contrato conmigo, firmado por Rummenigge. Después de tres horas de conversación, Pep dijo “¿firmo ya?”. Le contesté “qué gran idea” y después guardé el contrato en una caja fuerte durante semanas”, dice Hoeness. 

Asimismo, destaca que Guardiola se trata de un entrenador muy responsable y trabajador. “Me contó que desde agosto ve todos los partidos del Bayern por televisión. Estaba muy bien informado. Me preguntó por cuestiones referidas a los entrenamientos, a las relaciones con la prensa. Es una persona muy afable y abierta”, subraya.

Finalmente, el presidente recuerda que se arrepiente de no haber anunciado el fichaje durante la pausa de la Bundesliga por la Navidad. “Visto lo visto, hay una cosa que cambiaría si pudiera. Habría anunciado el acuerdo por Navidades, para que el revuelo mediático se hubiese producido durante el parón liguero y no en plena competición”, concluye.

Artículos relacionados