thumbnail Hola,

El equipo alemán se ha impuesto al Augsburgo por dos goles a cero, obteniendo la clasificación para los cuartos de final

El Bayern de Múnich ha logrado esta noche el pase a cuartos de final de la Copa de Alemania al imponerse a domicilio por cero goles a dos al Augsburgo.

El partido parecía igualado hasta que Mario Gómez adelantó a los bábaros en el minuto 26, tras un centro medido de Ribery. Antes de que el árbitro pitara el final de la primera parte, el jugador local, Sascha Mölders, disfrutó de una clara oportunidad para empatar el encuentro, pero finalmente el Bayern se fue con una ligera ventaja al descanso.

En la segunda parte, un gol fantasma de Tymoshtschuk generó la discusión tanto en los jugadores como en los seguidores muniqueses. Para más inri, poco después fue expulsado con roja directa Frank Ribery, tras una agresión. Entre tanta incertidumbre, el árbitro no pitó una mano clara de Dante dentro del área del Bayern, que hubiera acercado al Augsburgo a la clasificación.

Tras tanto alboroto, el partido se normalizó y se convirtió en un toma y daca de ambos equipos, y fue el Bayern de Munich, por mediación del suizo Xerdhan Shaqiri a pase de Thomas Müller, quién sentenció el partido.

El ex equipo de Raúl González, el Schalke 04, ha sido eliminado tras caer en casa por un gol a dos frente al Mainz 05. No obstante, la sorpresa por excelencia de estos octavos de final ha sido el Kickers Offenbach de la tercera división, que se ha impuesto por dos goles a cero al Fortuna Düsseldorf.

Artículos relacionados