thumbnail Hola,

A pesar de ser uno de los mejores delanteros del mundo, la ausencia de Falcao de la Champions League es la constante de cada temporada.

Radamel Falcao García lleva ya 155 goles en Europa. Esa cifra, magnífica, daría para pensar que el colombiano es un asiduo invitado de honor a la Champions League, la competición más importante del continente. No obstante, y aunque parezca increíble, el delantero tan sólo ha disputado una edición del torneo, con la camiseta del Porto, en 2009, en la que logró convertir en cuatro oportunidades. Y encima, esta temporada, se fue de Monaco, que será partícipe del campeonato, y firmó con Manchester United, un conjunto que no lo disputará...

En ese sentido, en las redes sociales muchos se atrevieron a manifestar que el nacido en Santa Marta le tiene miedo a la Champions, o desea no jugarla. Sin embargo, la situación es diferente, y en realidad, la competición europea le viene siendo esquiva a Falcao ya sea por rendimiento de sus equipos o por decisiones de sus representantes.

Cuando el ex River abandonó Porto en 2011, se fue dejando a los Dragones clasificados a la Champions League, para firmar por un Atlético de Madrid que participaría en la Europa League y que se encontraba en reconstrucción, ya que los resultados por esos días no eran los mejores, pero que le daba la oportunidad de pasar a la competitiva Liga de España. Allí, en el Colchonero, el colombiano hizo de las suyas, la rompió y así, su equipo consiguió entrar al máximo torneo europeo en la temporada 2013-2014.

Pero, entonces, y ya con dos trofeos de Europa League en su haber, la historia se volvió a repetir, ya que Jorge Mendes, el representante de Falcao, logró vincularlo al recién ascendido Monaco de Francia, perdiendo nuevamente la opción de brillar en el máximo torneo de clubes. De igual forma que había sucedido en España, sus goles, sumados al gran aporte de James Rodríguez, llevaron al elenco del Principado a la Champions League en la actual temporada. Sin embargo, tras recuperarse de una rotura de ligamentos, esta vez fue el deseo del colombiano de salir del club lo que hizo que terminase firmando por Manchester United. Lo insólito es que, que de manera increíble y después de 20 años, el poderoso equipo inglés no jugará la competición más importante de Europa, por lo que el Tigre, de nuevo, deberá ver a los grandes equipos del continente por televisión.

Si todo sale como está planeado, y gracias a los dólares invertidos, el equipo de Van Gaal logra clasificar para la Champions del año que viene, entonces Falcao podría jugarla. Sin embargo, su préstamo en Manchester es de sólo un año, por lo que es probable que, para la temporada que viene, el Tigre tenga que volver al Mónaco. ¿Qué pasará? ¿El colombiano se sacará el karma o éste seguirá pesando sobre él?

Artículos relacionados