thumbnail Hola,

El ex-Estudiantes finalmente estará en Old Trafford, y se suma a Verón, Heinze y Tevez en la lista de albicelestes que vistieron la camiseta de los Red Devils. ¿Cómo les fue?

"Es un sueño jugar en el Manchester United y un lujo que me dirija Van Gaal. No fue fácil salir del Sporting Lisboa", contó hace unos días Marcos Rojo en diálogo con radio Continental. Esa presión que ejerció el defensor y las ganas que demostró de vestir la camiseta de los Red Devils hicieron que la dirigencia de Old Trafford se terminase de decidir y apostara por ficharlo a cambio de 26,63 millones de dólares y el préstamo por un año del portugués Nani.

Sporting de Lisboa aceptó la oferta y si el finalista de la Copa del Mundo con la Selección de Alejandro Sabella supera los exámenes médicos, se convertirá en el cuarto argentino en defender los colores del United.

"La Bruja Verón me habló de lo que es jugar en el Manchester United", contó el exdefensor de Estudiantes de La Plata. Es que Juan Sebastián fue en 2001 la compra más costosa en la historia del fútbol inglés cuando se mudó de Lazio a Old Trafford a cambio de 56,6 millones de dólares.

Pero el tiempo de la Brujita en Carrington no fue del todo bueno. Tuvo problemas para adaptarse al ritmo más rápido de la Premier y no se le permitió el mismo espacio y tiempo con la pelota. Había mucha presión sobre él en el inicio de su segunda temporada en Old Trafford y sus actuaciones mejoraron considerablemente.

Sin embargo una lesión lo marginó en gran parte del final de la temporada. Esto hizo que los medios de comunicación le cayeran con todo a quien era considerado uno de los mejores jugadores del mundo, por lo que su DT, Sir Alex Ferguson, salió a bancarlo: "Es un gran jugador. Y todos ustedes son idiotas de mierda”. Finalmente, la Brujita fue comprado por Chelsea. Para el prestigioso diario inglés ‘The Times’, Verón aparece entre las 50 peores transferencias en la historia de la liga.

Poco tiempo después, más precisamente en junio de 2004, otro argentino llegaba a Old Trafford. Gabriel Heinze pasó de PSG al United a cambio de 11,47 millones de dólares.

El Gringo debutó cuatro meses después en Old Trafford con un gol en el 2-2 ante Bolton. Rápidamente se adueñó de la banda izquierda y se metió en los corazones de los hinchas, quienes lo vitoreaban en cada cancha al grito de “Argentina, Argentina”.

En esa temporada fue elegido el mejor jugador del equipo. Pero varias lesiones hicieron que Heinze perdiera su lugar a manos de Patrice Evra y tuviese que pasar a jugar de segundo marcador central. Allí volvió a sorprender por su nivel.

Cuando parecía que el amor entre el ex-Newell’s y los fanáticos del United iba a ser eterno, el Gringo hizo que todo cambiara tras diferencias con Ferguson y pedir ser transferido a Liverpool, el archirrival de los Red Devils. El United le negó la transferencia al equipo que competía en la Premier contra ellos y lo dejaron ir a Real Madrid.

Años después, el argentino reconoció que se equivocó en su accionar con el equipo inglés y gran parte de los hinchas lo perdonaron: "No tengo muchos remordimientos de mi carrera, pero ese episodio con Ferguson fue uno de ellos. Soy impulsivo y de carácter fuerte y esto me ha metido en problemas a veces, como fue el caso cuando me fui del United".

Finalmente, el tercer jugador que vistió la casaca de Manchester United fue Carlos Tevez, quien llegó procedente de West Ham a cambio de 73,26 millones de dólares.

Carlitos se metió a los hinchas Red Devils en el bolsillo rápidamente a fuerza de goles, sacrificio y títulos (en los dos años que estuvo consiguió dos Premier Leagues, una copa de liga, una Community Shield, la Champions League de 2008 y el Mundial de Clubes).

Pero Tevez tuvo problemas constantes con la directiva del United por sus actitudes fuera de las canchas, así que en 2009 se negó a renovar contrato con ellos y se fue la vereda de enfrente, a Manchester City. Los hinchas Red Devils enfurecieron y lo tildaron de mercenario, ya que entendían que se fue a buscar más plata. Nunca se lo perdonaron.

Ahora es el turno de Marcos Rojo, quien tendrá la segunda transferencia más cara de la historia por un defensor argentino detrás de Walter Samuel (30.64 millones de dólares), a quien los hinchas lo ven de reojo ya que no lo conocen mucho y les habían prometido nombres más rutilantes como el de Mat Hummels, por ejemplo. Pero esas ganas de vestir la camiseta de Manchester United les hace pensar que es un jugador con hambre y que dará todo por ellos y su club.

Los pasos de los argentinos por Manchester United fueron agridulces, con buenos resultados deportivos en su mayoría, pero con constantes conflictos en las maneras de relacionarse con la idiosincrasia del club. Lo que queda claro es que Rojo tendrá la posibilidad de jugar en uno de los clubes más grandes del mundo y si logra adaptarse al estilo de vida y mantener el nivel mostrado en el Mundial, seguramente se quedará por mucho tiempo.

Artículos relacionados