thumbnail Hola,

Una persona se coló en el campo de juego del Upton Park en pleno partido y le robó el tiro al danés Eriksen. El zurdazo pasó sobre la barrera, pero fue a las manos de Adrián.

Corrían 18 minutos del segundo tiempo en el partido que West Ham y Tottenham igualaban 0-0 (y que terminaría con victoria 1-0 sobre la hora de los Spurs) y el visitante tenía un tiro libre de riesgo para ponerse en ventaja. El árbitro marcó la distancia con el aerosol, Christian Eriksen y Andros Townsend se perfilaron para patear y, mientras se preparaban, un hincha apareció desde atrás y, a la carrera, metió un zurdazo débil pero bien dirigido, que se dirigía al ángulo, pero encontró bien parado al arquero Adrián. 

Después de que los miembros de seguridad atraparon al intruso, la pelota volvió a su lugar y Eriksen pateó el tiro libre, que se fue altísimo. Tal vez, debería pedirle una clase al pateador inesperado.

Artículos relacionados