thumbnail Hola,

El técnico francés cumplirá este fin de semana su partido 1000 en el banco de los Gunners y Goal te recuerda los movimientos del equipo en el mercado durante su estadía.


Arqueros

El título de adquisición más destacada como arquero para Arsène Wenger es fácil de dar: de los 12 que llegaron con su aprobación, el mejor fue Jens Lehmann y, de hecho, fue el único con valoración general positiva a lo largo de los años, dejando vallas invictas ante Real Madrid o Juventus y logrando récords.

En contraposición a esto, Wenger compró demasiado para el puesto, si se considera que de un total de 12 tan sólo se puede destacar uno para bien. El premio al peor sería para Wright, que costó casi U$S10 millones, pero tampoco se puede olvidar a Almunia, que nunca llegó a ganarse la confianza del entrenador y fue fichado como alternativa de Lehmann.
Defensores
En la defensa se puede destacar a Lauren, quien pese a las dificultades logró ganarse un lugar en el once inicial de Arsenal. Otro punto alto fue Sol Campbell, regular con la selección inglesa y sorprendentemente llegado desde Tottenham, calificado hace poco tiempo por Wenger como su mejor fichaje.

Pero también en la última línea el director técnico cometió errores y uno de ellos fue Emmanuel Eboue. "Calamidad consistente", lo llamaban algunos hinchas. Sin embargo, no es el único que compite en esta posición por ser la peor compra: Phillipe Senderos, Sebastian Squillaci y Pascal Cygan son otros de los que no alcanzaron las expectativas.
Mediocampistas
El mejor en esta posición es precisamente una causa de crítica para Wenger: tan bueno era Patrick Vieira que el hecho de no haber logrado un buen reemplazo para él le costó muchos cuestionamientos al francés. La llegada de Cesc Fàbregas y su evolución en el club también se pueden destacar en esta categoría, siendo el debutante más joven de Arsenal. Robert Pires tardó un tiempo en adaptarse, pero en cuanto lo hizo les robó los corazones a los simpatizantes gunners.

Del otro lado de la balanza también hay nombres, volantes cuyos pasos no fueron buenos, como Denilson, que tras menos de 100 partidos de liga fue devuelto, o Gervinho, que prometió más de lo que hizo. Sería muy pronto quizás para agregar en esta nómina al joven Bischoff.

Delanteros
El desembarco más productivo, sin lugar a dudas, fue el de Thierry Henry. No sólo en la delantera, sino que quizás haya sido, junto a Sol Campbell, el mejor fichaje en general tras su llegada desde Juventus. En sus ocho años en Arsenal, logró 30 premios individuales, además de conservar aún varios records del club.

La peor compra en la delantera no es fácil de determinar. Entre Marouane Chamakh, Kaba Diawara, Nicklas Bendtner y Jeremie Aliadiere se pelean por el premio, pero por lo que costó, Francis Jeffers podría ser el apuntado (U$S13 millones en 2001). En ataque, es probable que Wenger haya tenido más errores que aciertos.

Relacionados