thumbnail Hola,

Ciudadanos y Diablos Rojos se preparan para disputar el derbi de la ciudad que ya cuenta con más de un siglo de historias para contar.

En Inglaterra se respira fútbol y a las puertas de cualquier clásico de ciudad, ese aire se hace más intenso. Este domingo Manchester se prepara para una verdadera fiesta: City-United, un derbi con más de 130 años sobre sus espaldas y con una historia rica en recuerdos.

Para centrarse en los orígenes hay que remontarse a los finales del siglo XIX, más precisamente al año 1881, cuando se vieron las caras por primera vez con denominaciones completamente diferentes. Aquella vez, el Newton Heath (actual United) se impuso al West Gorton (City) por un contundente 3 a 0, en un partido que en aquel entonces carecía de importancia ya que la rivalidad recién comenzó a forjarse años más tarde, cuando la constante lucha entre ambos por quedarse con la Copa de Manchester significó el nacimiento del clásico.

Lucharon juntos por entrar a la Football League, creada allá por 1888, y recién pudieron conseguirlo tres años más tarde, cruzándose bajo esta competencia en 1894 en el viejo estadio de Hyde Road, el primero construido seriamente por el Manchester City, y los cuales se quedaron con la victoria en un disputado 5 a 2. En 1906, se vieron las caras por primera vez en la máxima categoria y otra vez los Citizens fueron ganadores, esta vez por 3 a 0.

La parte más caliente de la rivalidad se dio en los inicios de la década del ’70. La historia que se lleva todos los aplausos es la del galés Denis Law, uno de los delanteros más importantes de la década del ’60 que con la camiseta de los Red Devils consiguió títulos históricos, pero que escribió su historia más importante en el derbi de Manchester vistiendo la camiseta del City en el epílogo de su carrera, cuando con un gol de taco en el final del campeonato, desencadenó en que el Manchester United pierda la categoría. ¡Sí, el ídolo mandaba al equipo de sus amores al descenso!. Después de aquel gol, Law fue sustituido y nunca más volvió a jugar en la liga. Cerca del final, los aficionados del United irrumpieron en el terreno de juego y provocaron que el árbitro suspendiera el encuentro. 

En febrero de 2008, se produjo en Old Trafford el partido que conmemoró el 50º aniversario de la tragedia de Munich, que truncó el futuro de uno de los más prometedores ‘onces’ del fútbol mundial, y donde perdieron la vida 8 futbolistas entre los que se encontraba Duncan Edwards, jugador que de no haber muerto a los 21 años, podria haber sido el mejor futbolista inglés de la historia.

Pese a la rivalidad existente, el público guardó de manera intachable un minuto de silencio, mientras Alex Ferguson y Sven-Goran Eriksson depositaban coronas en memoria de todos los que perdieron la vida en aquel accidente. También el resultado revisitó una importancia histórica. La victoria por 1-2 otorgó al Manchester City su primer "doblete" en la liga contra el Manchester United desde la década del '70 y su primer triunfo en el Teatro de los Sueños desde el famoso partido del gol de Law en 1974.

El City es lejos es el equipo más popular de Manchester, el club de los obreros, de las clases mas bajas, mientras que el United, es, junto a Liverpool, el más grande de Inglaterra, y un gigante a nivel mundial teniendo más simpatizantes en el exterior que en su propia tierra.

Esta cuestión de "más gente contra más títulos", muy habitual también en los clásicos del fútbol argentino como el de Avellaneda, es el disparador de las cargadas en la previa al partido. Los hinchas del United se burlan de sus 'primos' al afirmar el hecho de que su club ha ganado más de 20 copas y campeonatos importantes en los últimos 20 años, mientras que el ultimo éxito del City (2012) llegó tras 36 años sin festejos. Del otro lado, los hinchas del City afirman ser el único equipo de Manchester, ya que el United, está en Trafford, que se encuentra fuera de los suburbios de la ciudad.

Mucha historia para un derbi que define lo que significa el fútbol para la ciudad. Este domingo no será distinto y como muchos otros, también quedará en el recuerdo: será el primero sin Alex Ferguson sentado en el banco del United tras 37 años, una eternidad.

Manchester United
1-6
Manchester City
23 DE OCTUBRE DE 2011 - ¡GOLEADA HISTÓRICA!

Artículos relacionados