thumbnail Hola,

El holandés encarrila en 20º título liguero del Manchester United, logrando tres goles en poco más de media hora

El Manchester United tenía hoy la primera oportunidad para proclamarse campeón de la Premier League tras la derrota del Manchester City ayer ante el Tottenham.

Las circunstancias eran idóneas: un rival asequible como el Aston Villa, partido en Old Trafford (donde sólo se ganaron 2 de las 19 ligas anteriores) y la titularidad más que honorífica de Ryan Giggs. En la delantera, un hombre clave, Robin van Persie.

El delantero holandés se encargó de disipar la emoción y las dudas. En apenas 33 minutos, logró un hat-trick para celebrar muy pronto el título liguero. Dos grandes asistencias de Wayne Rooney iniciaron los dos primeros tantos, el segundo de una bella factura. El tercero, tras una gran jugada de Giggs, adelantó la fiesta en Old Trafford.

Artículos relacionados