thumbnail Hola,
Ante Chelsea, Suárez metió un gol, una asistencia y le dejó un recuerdo a Ivanovic en el brazo.

Suárez, locura...

Ante Chelsea, Suárez metió un gol, una asistencia y le dejó un recuerdo a Ivanovic en el brazo.

Getty Images

El delantero uruguayo de Liverpool cometió un insólito penal al tocar la pelota con la mano, luego ¡mordió a un rival! y sobre la hora metió el gol del empate ante Chelsea.

Es increíble la cantidad de incidentes que pueden involucrar a un mismo jugador en 90 minutos. Luis Suárez, figura en Liverpool, asistió de manera fenomenal a Daniel Sturridge para que su equipo empatara el partido ante Chelsea. Hasta ahí, nada del otro mundo. Pero después vino lo sorprendente: en un córner para los Blues, el delantero uruguayo la tocó con la mano y Eden Hazard cambió el penal por gol.

No sólo perdía el equipo de Brendan Rodgers, sino que después, en una jugada en el área rival, el atacante ¡le mordió el brazo derecho! a Ivanovic, algo que no es anormal para él porque ya lo había hecho cuando jugaba en Ajax, sólo que aquella vez la víctima fue Otman Bakkal y la mordida fue en el cuello, al mejor estilo Drácula.

Sin embargo, el repertorio del fenomenal Suárez es tan amplio, que pasados los minutos de adición que el árbitro había dado, metió el empate de cabeza en la última jugada del partido y gracias a él, Liverpool mordió un punto.

Poco después del final del partido, Luis Suárez envió un mensaje a través de Twitter (en inglés), disculpándose por sus acciones: "Estoy triste por lo que pasó esta tarde. Le pido perdón a Ivanovic y a todo el mundo del fútbol por mi inexcusable comportamiento. Estoy muy arrepentido".

El que también se expidió al respecto fue Brendan Rodgers, el entrenador del Liverpool, quien manifestó: "Luego de haber revisado las imágenes y hablado con Luis, su comportamiento fue inaceptable y se lo dejé bien en claro a él".


ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 21 de abril, 17:20hs.

Artículos relacionados