thumbnail Hola,

La policía tuvo que intervenir en los sangrientos enfrentamientos que se registraron entre un pequeño grupo de aficionados del Millwall, ensuciando la clasificación del Wigan.

La semifinal de FA Cup entre Wigan Millwall en Wembley, se ha visto empañada por los enfrentamientos de una pequeña minoría de los aficionados del club de Londres.

El problema se había presentado durante gran parte del segundo tiempo, pero se intensificó poco después del gol marcado por Callum McManaman, que puso a los de Roberto Martínez ganando por una ventaja de dos goles cuando apenas restaban 10 minutos para el final del partido.

Hinchas del Millwall comenzaron a luchar entre ellos mismos, pero el conflicto se extendió rápidamente a través del sector de las gradas de Wembley donde se encontraban todos los aficionados del equipo de Londres.

Hubo puños y rostros ensangrentados en la multitud, generando un ambiente muy tenso y afectando a los espectadores inocentes que solamente querían disfrutar del partido.

La violencia se debe atribuir a pequeña minoría de aficionados, ya que la mayoría de los hinchas del Millwall se alejaron de la zona de los disturbios para aplaudir el esfuerzo de su equipo antes del final del partido.

Acerca de los incidentes, Kenny Jackett, director técnico del Millwall, dijo a ESPN: "No vi ni oí nada en absoluto. He salido directamente después del partido con la decepción de la derrota. Necesitaría todos los hechos para poder decir algo al respecto".

Relacionados