thumbnail Hola,

La Premier es considerada por muchos como la liga más atractiva por su fútbol abierto y ofensivo. ¿Son estos los parámetros a tomar? ¿Es realmente la más ofensiva y goleadora?

¿Cuál es la mejor liga del mundo? El debate se presenta permanentemente en el ambiente del fútbol. Por supuesto que cualquier conclusión es totalmente subjetiva y se desprende del paradigma desde el cual cada uno las compara. Es decir, ¿cómo se decide si una liga es mejor que otra? ¿Por la cantidad de goles? ¿Por los resultados de sus equipos a nivel internacional? ¿Por la paridad? ¿Por la diversidad de campeones? Estos u otros parámetros, cualquiera que se quiera tomar, no van a arrojar nunca una conclusión exacta y matemática. Por supuesto, ya que el fútbol es un espectáculo, un arte, un deporte, y no una ciencia.

Tomemos la Liga de España, por ejemplo. Casi nadie discute hoy que el Barcelona es el mejor equipo del mundo. Varios incluso se animan, de manera temeraria, a catalogarlo como el mejor conjunto de la historia. Si ya es difícil comparar equipos contemporáneos, imaginen a lo largo de la historia. Pero ese es otro debate. El Barsa, entonces, es el mejor equipo hoy en día. Posiblemente, el Real Madrid sea el segundo mejor, al menos en cuanto a nombres. Y si tomamos en cuenta los nombres, justamente, los candidatos a ganar al Balón de Oro este año (Messi, Cristiano Ronaldo e Iniesta) se reparten entre estos dos gigantes. Claro que ninguno de los dos llegó a la final de la última edición de la Champions League, pero en la temporada pasada de la Liga BBVA (podría extenderse varios años atrás el análisis) ambos clubes arrasaron. En las últimas tres ligas, el Merengue promedió 96 puntos, el Barcelona más de 95 y Valencia, tercero en las tres ligas, promedió 68 unidades. Paridad, se ve, en España no hay, si bien esta temporada se coló en la pelea el Atlético de Madrid de la mano de un tremendo Radamel Falcao.

La Premier League de Inglaterra, en cambio, es una liga más pareja, si bien hay diferencias abismales entre los equipos de punta y los de abajo. La paridad se da entre los equipos top, que en los últimos años suelen ser los mismos: Manchester United, Arsenal, Manchester City, Chelsea y Liverpool, a los que a veces se suman otros como el Tottenham o el Newcastle. Pero la característica principal que se le atribuye a la liga inglesa a la hora de elogiarla es su ofensividad y la gran cantidad de goles que se anotan en sus partidos (en 2012 se marcaron 1099 tantos, más que nunca en la historia de la Premier). En las últimas fechas, por caso, hubo varias goleadas resonantes, como el 7-3 que le propinó hoy el Arsenal al Newcastle, o el 8-0 del Chelsea al Aston Villa hace unos días. Pero a veces las apariencias engañan. La liga inglesa no es la de mayor promedio de gol en Europa. Hoy, la Premier cuenta con un promedio de 2,86 goles por partido, casi el mismo número que España, donde se anotan 2,85 goles por juego, y por debajo de la Bundesliga alemana, que tiene un promedio de 2,90 tantos por partido. Italia, otra liga top, cuenta con un promedio un poco menor (2,75) pero tampoco tan alejado de la media. La Ligue 1 de Francia, con todos sus petrodólares, sus Ibrahimovic y sus Pastores, posee la media más baja, con 2,58 goles por partido.

Pero vayamos al plano futbolístico por un momento, al análisis del juego. La Premier, es verdad, es una liga que apuesta mucho a la parte ofensiva, pero poco a la defensiva. Lo cual la hace muy atractiva para el espectador neutro, como es el caso de los argentinos. Claro que es difícil imaginar a un hincha del Aston Villa contento luego de haber recibido 15 goles en los últimos tres partidos, o a un fan del Newcastle alegre porque su equipo metió tres goles, cuando en el mismo partido recibió siete. La defensa de las Urracas hoy, frente al Arsenal, fue cuanto menos desastrosa, lo mismo que la del Aston Villa frente al Chelsea. Y esto, el aspecto defensivo, es también un ítem a tener en cuenta cuando se quiere tratar de definir si una liga es buena o no, si se juega bien o no. No vale la pena ahondar en "qué es jugar bien", pero negar que el trabajo defensivo es importante, es negar parte del fútbol. En la Premier abundan los errores técnicos pero principalmente conceptuales de los defensores, horrores individuales, marcadores sin recursos para la marca y arqueros que parecen no conocer el puesto. Todos estos conviven en la misma liga con delanteros de la talla de Wayne Rooney, Sergio Agüero, Robin van Persie y Luis Suárez, por citar a algunos, que seguro están entre los 20 o 30 mejores jugadores del mundo. Esta disparidad hace atractiva a la Premier, pero difícil de defender desde lo estrictamente futbolístico.

En cuanto a resultados de sus equipos a nivel internacional, el Chelsea viene de consagrarse como campeón de la Champions League, pero ningún otro equipo inglés pasó de los octavos de final (el Arsenal, el otro clasificado a esa instancia, fue eliminado por el Milan). En la actual UCL, otra vez son dos los clasificados a octavos (Arsenal y Manchester United) contra tres equipos alemanes y cuatro españoles, por caso. En la Europa League, segunda competición en importancia a nivel continental, tanto el Manchester City como el United quedaron eliminados en octavos de final, siendo los ingleses que más lejos llegaron en la 2011/12. En la edición de este año, Arsenal, Chelsea, Newcastle y Tottenham se encuentran en los dieciseisavos de final.

Tanto la Premier League, como la Liga de España, como la de Italia, tienen argumentos para candidatearse como la mejor competición. La Bundesliga, en franco ascenso en los últimos años, con jóvenes de muy bien pie saliendo a raudales de sus canteras, también se mete en la pelea. Y, por qué no, el Brasileirao, con sus millones, y el Torneo de Primera División argentino, que, aunque devaluado, sigue mostrando buenos espectáculos y grandes jugadores. El debate, por supuesto, sigue abierto.

Artículos relacionados