thumbnail Hola,

Chelsea - Fulham y Everton - Arsenal serán los otros dos duelos destacados de esta jornada inglesa entre semana

Luego de la aparatosa jornada del fin de semana donde los líderes de la tabla, salvo el West Brom, ofrecieron un espectáculo bastante deslucido, la Premier League vuelve a ser el plato principal de las ligas europeas con varios partidos muy interesantes.

Stamford Bridge acogerá el miniderby del oeste de Londres entre Chelsea y Fulham, tres días después del debut de Rafa Benítez en el banquillo. El equipo Blue, que no disputará un partido fuera de la capital inglesa hasta el 8 de diciembre en Sunderland,  se alejó a cinco puntos del Manchester United, aunque en lo que resta de año le espera un calendario bastante benévolo.

El empate ante el City el domingo en un pobre partido por ambos bandos significó el quinto enfrentamiento sin victoria en Liga del actual campeón de Europa, tres de ellos como local. Un dato curioso de esta fecha es que enfrenta de manera cruzada a los protagonistas de dos de los clásicos más importantes del fútbol inglés. Liverpool, que hace bien poco para salir de la mitad de la tabla, viaja al norte de Londres y visita a Tottenham, mientras que Arsenal se traslada hasta Merseyside a la cancha de Everton.

El ahora equipo de Brendan Rodgers tiene comprometido alcanzar algún puesto continental vía la Premier e incluso, puede quedar eliminado de la Europa League la próxima semana en su harto difícil desplazamiento a Udine. Por su parte, el conjunto de Villas-Boas marcha empatado en sexto lugar con su acérrimo vecino y parece tener el camino un poco más despejado para continuar disputando en febrero la competición a la que fue marginado tras el triunfo del Chelsea en Munich.

Arsene Wenger no debe sentirse mal luego del empate en Villa Park el sábado, aunque no del todo conforme. La cada vez mayor competencia en la Premier amenaza su entrada en zona Champions y el conjunto de Moyes, que lo sobrepasa en un puesto y un punto, puede convertirse en el hueso ideal para hacerlo retornar al muro de los lamentos.

No obstante, Everton apenas ha anotado más de un gol en uno de los últimos 21 enfrentamientos contra los Gunners, quienes acumulan ocho triunfos y dos empates en los diez duelos más recientes entre ambos. El dato positivo del conjunto de Goodison recae en su lateral izquierdo, Leighton Baines, el jugador que más oportunidades de gol ha creado en lo que va de campaña dentro de las cinco principales ligas europeas, 50 en total.

EL PARTIDO SENSACIÓN

Dos de las caras más enérgicas y rimbombantes de la mejor liga del mundo se medirán también este miércoles. Swansea, un habitual en la primera mitad de la clasificación, será una amenaza para el sorprendente ocupante de la tercera plaza West Bromwich Albion.

El conjunto de Steve Clarke posee uno de las maquinarias ofensivas más potentes del campeonato pues cinco de sus jugadores han marcado tres goles o más, siendo su referencia el irlandés Shane Long (cuatro tantos) y el nigeriano Peter Odemwingie (cuatro).

Si bien su actual posición no parece asemejarse demasiado a la que ocuparán en mayo, la buena marcha del conjunto puede inspirarlos a trazarse el atrevido objetivo de clasificarse a Europa el próximo año, mismo listón que sería un justo premio para el trabajo del Swansea desde que ascendió a la máxima categoría.

LOS LÍDERES

El Manchester City no lo tendrá fácil visitando a un Wigan que viene inspirado tras el triunfo in extremis el sábado ante Reading con triplete de Jordi Gómez y el United recibe a West Ham, otra de las revelaciones de la Liga, octavo en su regreso a primera.

A pesar de verse otra vez sin la oportunidad de jugar la Champions en febrero y en franco momento de inestabilidad, Roberto Mancini ha demostrado estar completamente capacitado para continuar al mando de la nave celeste, aunque los que ordenan y paguen a la larga piensen lo contrario. Las crisis no están ajenas a ningún equipo y adquirir la habilidad para desprenderse de ellas los convierte con el tiempo en entidades más fuertes. Él lo tiene claro y sabe que tanto se aprende de ganar una Liga como de ver postergado el sueño europeo un año más.

Por su parte, el United, líder en solitario con 30 puntos, uno más que su rival ciudadano, no abandona el camino del sufrimiento y por enésima vez se vio obligado a remontar contra Queens Park Rangers. La defensa continúa haciendo de las suyas, en trece jornadas ya acumulan tres derrotas y solo les vale el empuje despiadado para resolver los partidos.

La decimocuarta jornada de la Premier inicia este martes con los sotaneros duelos de Sunderland-QPR y Aston Villa-Reading y se completa el miércoles con los choques Southampton-Norwich y Stoke-Newcastle.

Artículos relacionados