thumbnail Hola,

James Palotta, presidente del club, encabezó la presentación de la nueva cancha que costará cerca de 300 millones de euros. La idea es que la obra finalice en 2016.

El fútbol sigue vivo a pesar de la crisis económica que atraviesa Europa. Se confirma en cada mercado de pases y también con algunas decisiones controversiales. En este caso, Roma dejará el Olímpico y tendrá estadio propio en las afueras de la ciudad, en la zona de Tor di Valle, al Sudeste del centro de la capital italiana.

En compañía del arquitecto Dan Meis y del CEO del club, Italo Zanzi, el presidente James Palotta hizo la presentación oficial junto a todo el plantel y el cuerpo técnico, de un estadio completamente vanguardista que tendrá lugar para aproximadamente 60 mil espectadores y costará 300 millones de euros (415 millones de dólares).

Marino Díaz, síndico de Roma que también estuvo presente en el evento, aseguró: "Es un proyecto importante para la ciudad y para toda Italia. Debemos dar el ejemplo y estamos orgullosos de todo lo que fue hecho en esta primera etapa con la nuva ley sobre los estadios. Será construido en un área ya urbanizada y vigilaremos las obras. Queremos que Totti y compañía puedan jugar en su nueva casa en 2016".

Por su parte, el arquitecto estadounidense Dan Meis, comentó: "Nuestro objetivo es revivir la grandeza del Coliseo con este estadio. Llevaremos la tradición al futuro, con tribunas al borde del campo de juego y elevadas siete metros sobre el mismo".

Para finalizar, Pallota afirmó que aún están trabajando en el nombre del nuevo estadio, y contó: "En este proyecto están vinculados Nike, Disney y Goldman Sachs, todas marcas que creyeron en el valor de nuestro club. Esperamos que alcancen estos dos años para su realización".

Relacionados