thumbnail Hola,

El Inter quedó eliminado de la Copa Italia y ya no pelea en ningún frente. Apenas tres años después de conseguir la Champions League, el Nerazzurri no endereza el rumbo.

Hace casi tres años, el Inter sacudía al mundo futbolístico y dejaba en el camino al Barcelona de Guardiola en las semifinales de la Champios League. Aquel equipo, dirigido por José Mourinho, se llevaría la orejona a Milán, consumando el triplete anual junto al Scudetto y la Copa Italia. De ese conjunto que brilló, triunfó y hasta provocó un debate profundo, en el que algunos puristas lo ubicaron en las antípodas del Barcelona, acusándolo de antifútbol, hoy no queda ni la sombra.

La derrota de esta tarde ante la Roma dejó al Inter fuera de la Copa Italia, único torneo en el que todavía tenía esperanzas de ser campeón. Eliminado en octavos de la Europa League (cayó ante el Tottenham inglés) y muy lejos de la Juventus que se encamina al título en el Calcio, el Nerazzurri marcha séptimo en el torneo italiano y solo lucha por entrar a la próxima edición de la Europa League.

De aquel equipo multicampeón de Mourinho a este presente mediocre hay un mundo de distancia. Tomando como parámetro el equipo que jugó ante el Bayern Munich la final (triunfo del Inter por 2-0 con goles de Diego Milito) solo quedan cinco jugadores. El rumano Cristian Chivu y, curiosamente, los cuatro argentinos: Walter Samuel, Esteban Cambiasso, Javier Zanetti y el mencionado Milito, hoy afuera por lesión. El resto, se fueron todos. Julio César hoy ataja en el QPR inglés. Maicon y Lucio, los otros brasileros, hoy están en Manchester City y Sao Paulo, respectivamente. El holandés Wesley Sneijder se fue al Galatasaray. Goran Pandev está en el Napoli y Samuel Eto'o en el Anzhi ruso.

Otro que alternaba y sigue hoy en el Inter es Dejan Stankovic. El ítalo-brasilero Thiago Motta, uno que era titular pero no pudo jugar la final por la roja ante el Barsa, hoy milita en el PSG francés y Franco Materazzi, el único italiano de ese equipo, se retiró de la actividad. Y Mourinho, por supuesto, en el Real Madrid. Quizas la pérdida del entrenador fue la más difícil de asimilar por el conjunto milanés. Desde su salida, el Inter solo pudo lograr el Mundial de Clubes 2010 (accedió por ganar la UCL) y la Copa Italia 2010-11, pero no volvió a consagrarse en el Calcio ni en la Champions League, los dos torneo más importantes.

Hoy el banco lo ocupa Andrea Stramaccioni y la figura del equipo es Rodrigo Palacio, dentro de un plantel que no tiene jugadores de renombre y en el cual, de los que quedaron del 2010, o están viejos o bajaron su nivel. Lo cierto es que el Inter hoy se encuentra en una etapa de reconstrucción y añora aquel el equipo que parece tan lejano en el tiempo, aunque hayan pasado nada más que tres años. En el preente, el Nerazzurri no es ni la sombra de aquel que supo ser con Mou.

Artículos relacionados