thumbnail Hola,

Se está viviendo una situación de extrema gravedad en los aledaños del estadio de la Roma, donde dos personas han sido apuñaladas antes del derbi

Atmósfera caldeada en las horas previas al derbi entre Roma y Lazio. Aumenta a tres el numero de heridos en los incidentes que han tenido lugar en Pregar, donde dos hinchas han sido apuñalados, mientras se producía una carga policial y una gran explosión de petardos.

A falta de poco para el comienzo del partido, los ultras romanos han realizado un denso lanzamiento de piedras, lo que acabó con una carga policial y gas lacrimógeno. Doscientas personas se dirigieron hacia el Ponte Duca d'Aosta, donde se encontraron con la policía y los CarabinieriAdemás cerca de un bar un petardo hizo explosión, y una persona fue detenida.

Seis tanques están vigilando la zona para evitar que la situación se deteriore aún más. Las medidas de seguridad en los puntos en los que es más fácil el contacto entre los partidarios tradicionalmente se han fortalecido y se han establecido tres zonas especiales de filtración. La situación es de extrema tensión alrededor del estadio, donde grupos de aficionados están sembrando el pánico. Una ambulancia acudió a ayudar a los heridos, pero fue recibida con petardos, palos y piedras.

El alcalde de Roma Gianni Alemanno ha querido calmar la situación: "Estamos muy preocupados y queremos hacer un llamamiento a las dos partes: que sea un partido tranquilo. Me encomiendo a la policía, pero sobre todo al sentido de la responsabilidad de los aficionados".

Relacionados