thumbnail Hola,

El defensor de Juventus había sido suspendido por tres años a causa del caso de arreglo de partidos por apuestas, pero en 24 horas fue absuelto y se coronó campeón de Italia.

A veces uno puede poner un partido importante en el mismo plano de los hechos más significantes de la vida misma. Sin embargo, a Leonardo Bonucci la vida le demostró que hay un mundo más allá del fútbol y en ese lugar a veces se cometen injusticias.

Bonucci había sido culpado y condenado por una causa de arreglo de partidos en la que no estaba vinculado pero la FIGC (la AFA de Italia) hizo caer a varios inocentes por sus manejos turbios y uno de ellos fue el defensor de Juventus, que había sido penado con tres años de suspensión.

Después de haberse coronado campeón tras la victoria ante Nápoli, Bonucci expresó: “Fue un período muy duro en lo emocional. Todo terminó bien, en la cancha y fuera de ella”. Además, no olvidó el proceso judicial por el que tuvo que pasar y criticó con dureza a la Justicia italiana: “Lo más difícil fue afrontar a una justicia obsoleta, pero después los abogados lograron hacer emerger con claridad mi inocencia”.

Ni bien se enteró de su absolución, Bonucci se encontró con Simone Pepe, que también había sido acusado. “Abracé a Pepe y a todos mis compañeros. Ahora esperamos que termine bien la lucha de (Antonio) Conte”, contó Bonucci. Además de esos dos jugadores, el asistente técnico Antonio Conte también está implicado en el caso pero su situación todavía no está resuelta.


Artículos relacionados