thumbnail Hola,

El equipo bianconero necesitó de una prórroga para superar al conjunto del sur, que protestó las decisiones del juez. Partidazo para abrir la temporada en Italia

La temporada en Italia no podía arrancar de mejor manera. Con un título en juego, la Supercopa de aquel país, el partido entre Juventus y Nápoles tuvo de todo: goles, expulsiones, emociones y espectáculo. Finalmente celebraron los bianconeri en la prórroga, para arrancar con el pie derecho la campaña 2012-13.

Todo había empezado a pedir del equipo del sur. El Nápoles había logrado ponerse en ventaja al minuto 37 del primer tiempo, cuando Edinson Cavani estableció la ventaja para los que ejercieron de visitantes. Sin embargo, la alegría le duró poco tiempo al Nápoles. Exactamente diez minutos, los que tardó Kwadwo Asamoah en aprovechar un pase de Arturo Vidal para empatar el partido. Antes de marcharse a los vestuarios, sobre los 41, Goran Pandev marcaba el 2-1 con que el Nápoles se iba al descanso.

Para la segunda parte, la Juventus quitaba del campo a Alessandro Matri y daba cancha a Mirko Vucinic, que acabaría siendo fundamental para las aspiraciones de la Vecchia Signora. El empate del conjunto de Turín llegó a través de un penalti convertido por Vidal, quien al 74 ponía el 2-2 con que, finalmente, se irían a la prórroga. Antes de que termine el tiempo regular, el Nápoles sufriría las expulsiones de Goran Pandev (85', roja directa por insultar al juez) y Camilo Zuñiga (93', por segunda amonestación por falta a Bonucci).

Con dos futbolistas menos en el terreno de juego, al equipo de Mazzarri se le hizo muy cuesta arriba la final italiana. Si lo tenía difícil, mucho más cuando Christian Maggio anotó en propia puerta el 3-2 para la Juventus. Cuatro minutos después, sobre los 101, Claudio Marchisio asistió a Vucinic para que éste sentenciara la historia en favor de los bianconeri.

Tras el último pitazo del colegiado, Mazzoleni‎, Beijing se tiñó de negro y blanco para celebrar el título de Supercopa para la Juventus, su quinto en la historia. Así, sonríe horas después de haber conocido la sanción de 10 meses para su técnico, Antonio Conte.

POLÉMICA Y PROTESTAS

Una protesta fuerte, muy fuerte. El Nápoles, después de la derrota ante la Juventus en Pekín, por la Supercopa de Italia, ha decidido no asistir a la ceremonia de premiación. ¿La razón? Considera que fue clamorosamente perjudicado por el árbitro.

Durante el partido, el técnico Mazzarri y todo el Nápoles protestarno el penalti concedido a la Juventus y, sobre todo, las expulsiones de Goran Pandev y Camilo Zúñiga. Después de la cartulina roja vista por el colombiano, el míster también fue expulsado por reclamar.

Indignado por las decisiones del juez del partido, el equipo napolitano ha decidido quedarse en el vestuario y no asistir en el campo a la espera de la ceremonia de premiación. Una elección sin precedentes que sin duda traerá mucha discusión en las próximas semanas.

Relacionados