thumbnail Hola,

Con su hattrick en el 4-3 de Barcelona a Real Madrid, Messi no sólo rompió un récord histórico: también la paridad de goles que tenía con Cristiano desde que coinciden en clásicos.

Traigan récords, incluso los más inverosímiles. Traigan rivales, y cuanto más grandes, mejor. Traigan lo que sea: Lionel Messi simplemente los aplastará con goles.

El clásico del fútbol español entre Real Madrid y Barcelona dejó una actuación espectacular del futbolista argentino. Fue una victoria enorme del equipo dirigido por Gerardo Martino por 4-3 en el Santiago Bernabéu, que además dejó a la Liga al rojo vivo tras la victoria de Atlético de Madrid.

Tres goles convirtió la Pulga, los últimos tres de su equipo. Antes había asistido a Iniesta para el 1-0. Y ese hattrick le permitió convertirse en el máximo goleador en las historia del clásico español, además de haber superado a Hugo Sánchez para colocarse en el segundo lugar como el máximo goleador histórico de La Liga.

Los tres futbolistas de la Selección argentina tuvieron rendimientos dispares, aunque está claro que la pelota (por los tres goles), las miradas, los aplausos y el reconocimiento del mundo entero se los llevó Messi.

Sin embargo, Cristiano Ronaldo le presentó batalla. Convirtió un gol y estableció un récord personal, aunque en el duelo entre los equipos e incluso en el mano a mano terminó derrotado.

Sucede que Messi y Cristiano llegaron a este clásico igualados: llevaban 12 goles cada uno en los clásicos desde que coinciden en este tipo de duelos. Messi había convertido goles antes de que el portugués llegara al Real Madrid, antes de 2009. Pero en choques con participación de ambos, estaban igualados.

En el 4-3 del Barça sobre el Real, esa paridad desapareció. El astro argentino logró inclinar la balanza en su favor luego de marcar un hat-trick (además de una asistencia).

Ahora, las cuentas están: Lionel Messi 15 - Cristiano Ronaldo 13.

El siguiente duelo, en apenas tres semanas, será en la final de Copa del Rey entre Real Madrid y Barcelona. ¿Podrá Messi estirar la distancia o Cristiano podrá acercarse?


Relacionados