thumbnail Hola,

Real Madrid se juega la punta ante Atlético, Milan y Juventus, van por el honor del norte italiano, PSG recibe a una débil Marsella y River busca levantarse ante San Lorenzo.

El fútbol es muy caprichoso y muchas veces se espera que algunos partidos sean en realidad partidazos, pero terminan siendo partiditos y viceversa. Este fin de semana, con todo lo que hay, algo bueno tiene que pasar. En tres de las cinco ligas más importantes de Europa hay clásicos, y de este lado del Atlántico, seduce bastante el programa en el Monumental.

La vida afuera del Vicente Calderón dejará de tener sentido este sábado en la tarde de Madrid. El líder Real Madrid visita al Atlético, que tiene la oportunidad ideal de pulverizar esa diferencia de tres puntos que hay entre uno y otro, y en caso de quedarse con el clásico, compartiría la punta con el Merengue y quizás también con Barcelona, si es que gana su partido ante el débil Almería.

Más allá de que se juegue el clásico entre los dos equipos más grandes de Madrid, lo más importante es que a doce fechas del final, el Atleti ya no busca ser el “campeón de los mortales” sino que irrumpió en la discusión de los dos gigantes de España aún con un presupuesto claramente inferior y un plantel que no tiene tantas figuras, pero que de la mano del Cholo Simeone se transformó en un equipazo difícil de doblegar.

Unos cuantos kilómetros al Noreste, más precisamente en el legendario San Siro, Juventus y Milan protagonizarán el plato fuerte de la fecha 26 en la Serie A. El presente de ambos es tan distante entre sí como sus posiciones: la Vecchia Signora marcha a pie firme rumbo a su tercer Scudetto consecutivo pero sólo podrá conformarse con la Europa League, mientras que el Rossonero está a ¡31 puntos! de la cima del torneo doméstico, pero todavía tiene ilusión en la Champions.

Apenas un rato más tarde de que empiece a rodar la pelota en San Siro, la glamorosa París será escenario del clásico más desparejo de los que se jugarán este domingo. París Saint-Germain, el equipo de los petrodólares, es cómodo líder de la Ligue 1 francesa, y su histórico rival, Olympique Marseille, lo mira desde el quinto puesto, a 18 puntos en la cima. El PSG ya selló su pase a cuartos de final en la Champions sin haber jugado el partido de vuelta, mientras que Marsella quedó eliminado en primera ronda y ni siquiera pudo acceder a la Europa League. En pocas palabras, todo está dado para que Ibrahimovic y compañía se roben todos los aplausos en la noche del coqueto Parque de los Príncipes.

A muchas horas de viaje de esas tres hermosas ciudades, en Buenos Aires, una de las capitales más lindas del mundo, se jugará un partido en el que también chocarán dos equipos en situaciones diversas. El Monumental albergará el encuentro entre un River que busca levantarse después de dos derrotas consecutivas, y el San Lorenzo campeón que encima llega con una inyección anímica tras su primera victoria en la Copa Libertadores.

Madrid va a explotar, Milan va a vibrar, París va a brillar y Buenos Aires va a reventar. Cuatro ciudades. Cuatro clásicos. Fútbol de alto vuelo. Algo bueno tiene que pasar.

Artículos relacionados