thumbnail Hola,

El equipo de Diego Simeone jugará este domingo contra Osasuna en El Sadar, un estadio donde dejaron escapar puntos los otros dos animadores de La Liga.

El sólido y contundente Atlético de Madrid ya dejó hace tiempo de ser una sorpresa para convertirse definitivamente en uno de los candidatos a ganar el título de La Liga, que no consigue desde la temporada 1995/96. Los Colchoneros comparten la punta con Real Madrid y Barcelona, los dos gigantes del fútbol español, y son conscientes de que cualquier traspié podría ser irremontable, por eso este domingo no pueden fallar contra Osasuna, aunque saben que no estarán frente a un desafío sencillo, ya que ninguno de los otros dos líderes pudo ganar en El Sadar.

El primero en tropezar en Pamplona fue el Barça, que perdió allí sus primeros puntos en la temporada. El 19 de octubre pasado, por la novena fecha del torneo, los dirigidos por Gerardo Martino igualaron 0-0 y no consiguieron alcanzar el récord de victorias en el comienzo de un campeonato.

Poco menos de dos meses después, el 14 de diciembre, el conjunto rojillo también le trajo dolores de cabeza al equipo de Carlo Ancelotti. Los Merengues no la pasaron nada bien en la etapa inicial y hasta llegaron a ir perdiendo 2-0 con un futbolista menos en cancha, por la expulsión de Sergio Ramos. Primero Isco y cerca del final Pepe, cuando ya jugaban diez contra diez, rescataron un punto que de todas formas no sirvió demasiado.

Ahora será el turno del elenco del Cholo Simeone de visitar un escenario donde sus principales competidores no pudieron sumar de a tres. Curiosamente, Osasuna no hizo como local una gran campaña: ganó cuatro encuentros, empató los dos mencionados y perdió en cinco presentaciones. Pero contra los grandes, se hace fuerte.

¿Qué tiene a su favor Atlético de Madrid? Suma ocho enfrentamientos ligueros sin perder contra los de Navarra (siete triunfos y un empate) y ganó las últimas tres veces que visitó El Sadar en el marco del certamen doméstico. Además, Diego Costa tendrá la posibilidad de enfrentar al rival al que más le marcó (nueve tantos hasta el momento, más que a cualquier otro equipo).

Con este panorama, los Rojiblancos se expondrán a una visita riesgosa, ante un oponente que por su presente no supone un escollo importante, pero que sin dudas será de cuidado por los antecedentes recientes contra los protagonistas de La Liga.

Artículos relacionados