thumbnail Hola,

Santos dice que sólo recibieron 23,5 millones de dólares, pero los catalanes afirman que invirtieron 78,3 por el brasileño. Nadie quiere explicar dónde terminó el resto del dinero

Se ha dicho que fue la transferencia menos transparente en la historia del fútbol. El espectacular traspaso de Neymar de Santos a Barcelona sigue siendo, unos siete meses más tarde, bastante turbio.

¿Cuánto costó? ¿Quién tiene qué? ¿Dónde está el dinero? ¿Hubo pagos adicionales? La cifra oficial publicada por el Barcelona es de 78,3 millones de dólares. Sin embargo, en el Santos dicen que sólo recibieron 23,5 millones. Otras partes involucradas están molestas y se sienten estafadas. Y luego, está la inusual opción de compra sobre tres jóvenes brasileños, además de un par de partidos amistosos entre los dos equipos.

Los negocios que involucran a equipos sudamericanos y jugadores que son propiedad de terceros son siempre complicados. No es nada nuevo, e incluso es algo que se remonta a la época de Diego Maradona. Este tipo de acuerdos llevan su tiempo, intensas negociaciones y un montón de paciencia hasta que el dinero se reparta entre todas las partes implicadas.

El costo real de esta transferencia, si incluimos a los tres aspirantes a estrellas de Santos que probablemente nunca acabarán en el club catalán (Victor Andrade, Gabriel Barbosa y Giva), además de los dos partidos amistosos, podría moverse en torno a los 95 millones de dólares, y no 78,3.

EL MADRID TAMBIÉN PAGÓ POR NEYMAR

El Real Madrid hizo de Neymar su máxima prioridad en el mercado de pases de 2011. El acuerdo no llegó a buen puerto y acabó pagando un precio récord para firmar a Gareth Bale.

Los gerentes blancos descartaron la llegada de Neymar cuando tenía 13 años. En 2005 pudo formar parte del traspaso de Robinho del Madrid. En esos meses, Neymar llegó a viajar a España y fue inscripto como jugador del Real Madrid.

El presidente del club, Florentino Pérez, se mantuvo en contacto y más tarde hizo una oferta al agente de Neymar, Wagner Ribeiro, con el fin de garantizar que su club tendría la primera opción en el futuro. Ribeiro estaba dispuesto a acelerar el acuerdo en 2011, y también el Santos, pero Pérez molestó a Neymar con dos llamadas, en las que dijo al jugador que tendría que comenzar en la cantera del Madrid y ganarse un puesto en el primer equipo.

En ese momento, Neymar ya era una superestrella en Brasil y la política de Pérez dejó el fichaje en bandeja al Barcelona. Sandro Rosell, presidente blaugrana y empresario de gran relevancia en Brasil, empezó a trabajar en el pase.

Neymar llegó a someterse a un reconocimiento médico en Brasil en 2011, pero el jugador ya sólo estaba interesado en el Barcelona. Desde los 17 años, estuvo dispuesto a unirse al club catalán y anhelaba jugar junto a Lionel Messi.

Real Madrid se mantuvo interesado hasta el final e incluso ofreció más dinero que el Barça. Pérez estaba dispuesto a pagar casi cualquier precio para conseguir a su hombre.

Santos incluso dijo a Neymar que preferirían que se marchara a Madrid, pero el delantero ya tenía decidido su futuro, a pesar de que el padre del jugador mantuvo a los blancos a la espera.

Ante la fuerte demanda que provocaba su hijo en los dos de los clubes más grandes del mundo, y a la vez eternos rivales, Neymar Senior incluso podría haber subastado a su hijo.

La suma que Santos parece haber recibido es  sorprendentemente baja para un jugador que se ha descripto, después de Pelé, como el mejor futbolista del club brasileño. Vale la pena recordar que Santos cerró su equipo de fútbol sala y su sección femenina sólo para hacerle un nuevo contrato, más lucrativo, y mantener a Neymar en un controvertido acuerdo de renovación en 2011.

La cadena de supermercados DIS pagó 3,8 millones de dólares por el 40 por ciento de los derechos de Neymar hace unos años. Según Santos, la transferencia se hizo en 23,5 millones (por lo tanto, a DIS le corresponderían 9,4 millones), pero según la versión del Barça, la cadena de supermercados tendría derecho a percibir 31,3 millones, y hasta 38,2 M, contando los tres jugadores jóvenes y dos amistosos incluidos (que, por supuesto, no se reflejan oficialmente en el precio).

Una fuente cercana a la operación en Brasil afirma que  Santos y el Barça acordaron una estructura inusual de dinero en efectivo para pagar. "Santos cree que DIS le debe dinero, y la relación entre ellos es cualquier cosa menos buena. Ellos decidieron, junto con Barcelona, que el dinero se pagaría en diferentes conceptos, para reducir la cuota adeudada a DIS".

Eso explica cómo Santos recuperó los fondos adicionales de la oferta, pero aún deja la cuestión de los 55 millones de dólares restantes. DIS no ha recibido nada de dinero. El club reveló un pago inicial de 13,7 millones al padre de Neymar en 2012 para garantizar que el jugador, en última instancia, eligiera a los catalanes y no al Real Madrid. Esa cifra apareció en las cuentas del Barça durante el año pasado y fue confirmada por el vicepresidente Josep Maria Bartomeu en el día de la presentación de Neymar en el Camp Nou en junio. "Las negociaciones con Santos comenzaron en 2011", dijo. "Y es por eso que hay en el presupuesto del año pasado un pago de 10 millones de euros (13,7 millones de dólares), como un fondo de contingencia".

Santos afirma que el padre de Neymar no recibió esos 13,7 millones, pero el club no puede explicar dónde está ese dinero.

Pero, ¿qué pasa con los otro 41,2 millones de dólares? Ese dinero nunca fue visto ni por Santos, ni por DIS. "Vimos en la televisión que el Barça dijo que el acuerdo era de 57 millones de euros (78,3 millones de dólares), pero en Santos hablan de 17 (23,3 en dólares). Nos sentimos engañados ", dijo el CEO de DIS, Roberto Moreno, en una entrevista.

DIS también está descontento con el pago inicial de 13,7 millones que hizo el club catalán . "El Barça admitió haber hecho un pago previo de 10 millones de euros (13,7 millones de dólares) cuando Neymar estaba en el Santos ", agregó Moreno. " Y eso, en los reglamentos de la FIFA, se considera una infracción grave si el jugador tiene contrato con otro equipo".

La otra clave es que el padre de Neymar -y su compañía, N&N- se embolsaron los otros 55 millones. "Pagamos 17,5 millones (24M de dólares) a Santos y 40 (U$55M) a una asociación que era dueña de los derechos a Neymar ", dijo el presidente del Barça, Sandro Rosell, la semana pasada, pero se negó a profundizar en esas cifras.

Rosell ha sido denunciado por el socio del Barcelona Jordi Cases por "uso inadecuado" de los fondos del club. Algunos socios, que tenían la esperanza de sacar adelante una moción de censura contra Rosell, se vieron obligados a desechar ese plan debido a la dificultad de encontrar el apoyo suficiente por parte de los socios. Cases dice que él y otros tienen derecho a saber cómo se gastó ese dinero. "En ningún caso debe ser ocultado un pago tan importante como son 40 millones (55M en dólares). Como socio y copropietario de nuestro querido club, tenemos derecho a saber cuál fue el concepto del pago".

Cases, como muchos otros, también cree que los 55 millones de dólares se podrían haber pagado a Neymar y su padre como una cuota firma y los salarios no están incluidos en las cifras oficiales. Y si ese fuera el caso, el Barcelona podría ser responsable del pago de impuesto sobre esos fondos, lo que impulsó el costo total de la tasa de transferencia a más de 137 millones de dólares. "Si esos 40 millones -de euros- eran un salario oculto para el jugador, esos fondos deberían haber sido declarados a la Agencia Tributaria española", dijo. "Y eso elevaría el coste del traspaso a más de 100 millones -de euros- (137M de dólares)".

Incluyendo los salarios durante los próximos cinco años, además de la cuota de transferencia, el desembolso total se sitúa en 174 millones de dólares. Siete meses después de que se cerró el acuerdo, no está claro dónde terminó exactamente el dinero, y si el club catalán ha pagado más por su brillante brasileño en forma de impuestos tras ser denunciado. Al igual que el delantero vuelve locos a los defensores de la Liga, el enigma de su traspaso también es para perder la cabeza.

Relacionados