thumbnail Hola,

Real Madrid blindó al galés con una cláusula de rescisión idéntica a la de Cristiano Ronaldo, una cifra para alejar a cualquier potencial comprador.

Real Madrid cerró la ventana de mercado de cara a la temporada 2013/14 nada menos que con la segunda inversión más importante de toda su historia: alrededor de 237 millones de dólares (180 millones de euros).

La compra de Gareth Bale fue clave para que esa cifra se incrementara tanto, ya que por su pase se desembolsaron 130M de dólares, lo que lo coloca, al menos, entre las dos transferencias más caras del mundo. Con semejante esfuerzo económico, en el club blanco no están dispuestos a llevarse ninguna sorpresa futura, por lo que decidieron blindar al galés.

Y así lo certificaron con una cláusula de rescisión titánica. Nada menos que 1300 millones de dólares (1000M de euros), según publicó el diario español El Confidencial. Es decir, diez veces lo que Real Madrid pagó a Tottenham por el zurdo.

Exactamente la misma cláusula de rescisión se fijó en el contrato de Cristiano Ronaldo. Una cifra para espantar a cualquier magnate o jeque que, a fuerza de petrodólares, pretenda llevarse al luso o al galés.

Ambos, CR7 y Bale, son los dos jugadores con mayor cláusula de rescisión, los dos con el sueldo más alto del plantel y los dos por los que el club blanco más dinero puede ganar en concepto de derechos de imagen. Por eso, nadie quiere dejarlos expuestos a una salida prematura a costa del primer club millonario que llame a su puerta. O 1300 millones, o nada.

Artículos relacionados