thumbnail Hola,

El mercado de pases del verano europeo entró en su período de mayor actividad, aunque el principal atractivo de este receso pasa, hasta el momento, por el recambio de entrenadores.

Como era de esperarse, con las competiciones ya finalizadas en el viejo continente, las operaciones millonarias, los rumores y las especulaciones empezaron a ocupar las portadas de todos los diarios y portales deportivos del mundo. Las transferencias de Radamel Falcao García al Mónaco y Neymar al Barcelona fueron quizás lo más relevante desde la apertura de un libro de pases que promete seguir sorprendiendo.

Sin embargo, y a diferencia de años anteriores, los movimientos que hasta ahora generaron mayor revuelo no estuvieron vinculados al campo de juego, sino un par de metros al costado. Varios de los principales clubes del planeta optaron por cambiar de orientador táctico y se produjeron inesperados enroques entre los técnicos más renombrados a nivel internacional.

Lo curioso es que en muy pocos casos la búsqueda de alternativas para el banco de suplentes llegó como consecuencia de fracasos deportivos. Las razones fueron diversas, pero lo cierto es que algunos equipos modificarán por completo su imagen y su estilo de juego en la próxima temporada.

El Bayern Múnich ganó todo lo que jugó en los últimos meses, aunque eso no impidió que se dé por terminado el ciclo de Jupp Heynckes como DT. El conjunto alemán ya había anunciado en enero la contratación de Josep Guardiola, quien hará su segunda experiencia como entrenador y la primera fuera de Barcelona. Si bien los objetivos en lo que respecta a logros serán imposibles de superar, la instalación de los valores futbolísticos que pregona el catalán propondrán un horizonte a largo plazo para que el actual campeón de Europa reafirme su éxito continental en los desafíos venideros.

Otra despedida que formaba parte de la agenda y no por ello dejó de sacudir al mundo del fútbol fue la de Ferguson. El escocés, a sus 71 años, optó por el retiro y tuvo el merecido privilegio de recomendar a su sucesor: su compatriota David Moyes. En este caso, la idea del Manchester United será que el ex Everton pueda darle continuidad al proyecto lleno de laureles que encabezó Sir Alex en sus 27 temporadas al frente del equipo.

Distintas fueron las salidas de José Mourinho del Real Madrid y Roberto Mancini del Manchester City. Algunos traspiés de sus dirigidos favorecieron las finalizaciones de sus vínculos con las instituciones que los empleaban, pero más allá de los cuestionamientos por un último año que no alcanzó las expectativas, las desgastadas relaciones con los jugadores aceleraron sus alejamientos.

El portugués, de todas formas, no tardó en conseguir un nuevo reto y ahora intentará volver a poner al Chelsea en los primeros planos, algo que ya supo hacer ganando seis títulos en su paso anterior por el club londinense (2004-2008). El regreso de Mou a Stamford Bridge implicó que Rafa Benítez abandone su cargo tras la consagración en la UEFA Europa League y pase al Nápoli, cuyo DT Walter Mazzarri sustituyó a Andrea Stramaccioni, de muy pobre campaña en el Inter.

Mientras tanto, Marcelo Bielsa, que había revolucionado Bilbao en su primera temporada, dejó de comandar al grupo de profesionales del Athletic, Rudi García asumió en la Roma y, en Inglaterra, los Citizens oficializaron en las últimas horas el desembarco del chileno Manuel Pellegrini, luego de su excelente tarea en el Málaga.

En el Santiago Bernabeu esperan por el nuevo técnico y Carlo Ancelotti parece la opción más viable, lo que también derivaría en que el buzo del Paris Saint Germain cambie de dueño. De este modo, casi una decena de clubes apostarán a mover los bancos en busca de renovarse para lo que viene.

Por ser las caras visibles ante la prensa mundial, por la docencia y el desarrollo con relación a los juveniles, por la capacidad de alcanzar la gloria y en algunos casos por el modo en que se alcanza, las figuras de los entrenadores siguen adquiriendo particular trascendencia en los tiempos que corren y ninguno de los grandes equipos europeos pareciera querer quedar al margen de esta realidad en el mercado de pases actual.

Artículos relacionados