thumbnail Hola,
Gustavo Cabral celebra la salvación del Celta

Celta conservó la categoría

Gustavo Cabral celebra la salvación del Celta

Getty

Celta será un año más equipo de Primera División después de haber ganado al Espanyol con un gol de Natxo Insa y que el Deportivo perdiera ante la Real Sociedad.

El Celta de Vigo es de Primera. Los vigueses han logrado la salvación en una última jornada emocionante a más no poder. Un gol de Natxo Insa en el primer tiempo y otro de Griezmann para la Real Sociedad ante el Deportivo de la Coruña han acabado por alegrar el día al Celta, que evitó el descenso en el último momento. Deportivo, Mallorca y Zaragoza caen a Segunda División.

Balaídos, como también pasó en Riazor, La Romareda y Son Moix, fue una auténtica olla a presión. Los simpatizantes vigueses no se cansaron de animar a su equipo. El Espanyol pareció salir amedrentado ante tal ambiente, algo que aprovechó Natxo Insa para anotar el primer y único tanto del partido.

De lo que el Celta no se preocupó nunca fue de lo que pasaba en Zaragoza o en Mallorca. Ambos conjuntos necesitaban un traspie de los vigueses para no descender. Los maños tuvieron un mal partido ante un Atlético de Madrid que terminó llevándose la victoria porque así lo quiso. Tuvo más opciones y acertó más de cara a gol. Dos tantos de Diego Costa en los minutos finales invalidaron el empate de Hélder Postiga. Antes Arda Turan le había dado una primera ventaja a los madrileños.

Los que sí cumplieron fueron los jugadores del Mallorca. Los bermellones celebraron no sin dificultades al Valladolid, que dio problemas durante las primera parte. Alfaro adelantó a los locales, pero Bueno empató a la media hora. Martí, con un golazo desde fuera del área, volvió a adelantar a los isleños antes del descanso. En el segundo tiempo, Dos Santos y Márquez sentenciaron el encuentro e hizo que todo el mundo mirara a Balaídos. El gol de Omar, a un cuarto de hora del final, no puso nervioso a un equipo que acabó en Segunda.

Artículos relacionados