thumbnail Hola,
Simeone está en el aire: desde que llegó al Aleti no paró de ganar.

Un técnico de toda la cancha

Simeone está en el aire: desde que llegó al Aleti no paró de ganar.

Getty Images

La carrera de Simeone, cambiante como pocas, sigue creciendo. Hoy volvió a ganar otro título y se comienza a perfilar como el mejor técnico argentino en Europa.

El fútbol tiene un detalle muy particular que, sin dudas, es el que lo hace el deporte más lindo de todos. Esa cualidad que permite que hoy un equipo con un plantel infinitamente menor, como el del Atlético Madrid, le gane de visitante a su poderoso y eterno rival, que posee a los mejores jugadores del mundo. Esa que hace que un técnico como Diego Simeone le gane al multicampeón José Mourinho.

El Cholo, aunque no lo parezca, dirige ya hace ocho años y no hay mejor adjetivo que la describa que la palabra cambiante. Empezó en 2006 en un Racing convulsionado que lo vio retirarse, sin pena ni gloria, y que necesitaba resultados, que no se dieron y que concluyeron con Simeone afuera del club. Instantáneamente agarró a Estudiantes de La Plata y allí obtuvo su primer título en la Primera División argentina tras ganarle el partido definitorio a Boca por 2 a 1.

Luego dirigió River, en donde salió campeón pero luego lo dejó último en la tabla de posiciones y eliminado de la Copa Sudamericana de una manera increíble. En San Lorenzo no pudo conseguir nada y estuvo menos de una temporada. En su regreso a la Academia logró un subcampeonato, pero a 11 puntos del campeón.


Pero hay otra historia de Simeone, que es la que cuentan en Europa. Allí fue donde se vio consagrado como jugador y ahora como técnico. Primero, salvando al Catania del descenso, un equipo que estaba practicamente condenado a la Serie B y que el Cholo supo sacar adelante. Luego, en 2012, arribó al Atlético Madrid y sólo se concenetraría en ganar cosas: Europa League y Supercopa de Europa 2012 y esta Copa del Rey.

Hoy es, sin dudas, uno de los mejores técnicos argentinos en actividad. Desde que llegó al Colchonero ha obtenido, al menos, un título cada año y consiguió que sea considerado uno de los mejores equipos de España, con mucho menos plantel que el del Barcelona o el Real Madrid. Y hoy también se dio el lujo de ganarle un título a Mourinho, en el Bernabéu y ante el conjunto Merengue. Cambiante, sin dudas, es el adjetivo que mejor se adapta.

Artículos relacionados