thumbnail Hola,

En ese aspecto, no tenía números tan malos desde la temporada 1998/99, en la que la racha se extendió a once encuentros.

La sorprendente derrota del FC Barcelona en la Champions League ante un tácticamente espléndido AC Milan por 2-0, deja un más que difícil panorama para los de Jordi Roura en el partido de vuelta que se disputará en tres semanas, no solo por el resultado adverso, si no por las sensaciones que el equipo dejó ayer sobre el césped de San Siro, donde los azulgranas solo tiraron dos veces a puerta en todo el partido.

Pero los dos goles encajados por el Barcelona en el coliseo milanista no significan solo el tener un pie fuera de esta edición de la Champions League, también certifican algo que lleva apareciendo durante toda la temporada: una fragilidad defensiva que no había estado tan presente desde hace bastantes temporadas.

Los tantos de Kevin Prince Boateng y Sulley Muntari hacen que el Barcelona encadene diez partidos consecutivos encajando al menos un gol, algo que no pasaba desde hace catorce años, concretamente en la temporada 1998/99, donde esta racha se extendió a once encuentros.

Ni qué decir tiene que en estos momentos Víctor Valdés no es el ‘Zamora’ de la Liga BBVA, y si el equipo sigue en esta línea va a tener muy complicado volver a ganar un trofeo que ha conquistado en cinco ocasiones -cuatro de manera consecutiva-.

Con estos datos en la mano, no es osado pensar que el Milan pueda marcar en el partido de vuelta en el Nou Camp, y de ser así, el conjunto blaugrana tendría que vencer por tres goles de diferencia para seguir con vida en la máxima competición europea de clubes.

Artículos relacionados