thumbnail Hola,

El joven malagueño no se pone límites en la Champions League. Asume que su club puede necesitar hacer caja y afirma estar preparado para jugar en un grande de Europa.

El mediocentro revelación de la temporada, Isco Alarcón, sigue mejorando semana a semana y se confesó en una entrevista en la que habló desde su sueño de Champions a la selección en el diario As.

El primer trofeo que ha conseguido el talentoso jugador del Málaga fue el Golden Boy. Isco no se marea ante la sensación que produce verse entre los cracks mundiales más jóvenes del planeta fútbol: “Es muy bonito ver que te han dado un trofeo que en su día ganaron Messi, Agüero, Balotelli... Haberlo conseguido con la camiseta del Málaga es un orgullo tremendo”, aseguró.

Isco no quiere descentrarse ante la situación actual que vive el Málaga y si eso implicará una nueva etapa: “Yo tengo la cabeza aquí y un equipo que venga a pagar tanto dinero seguro que es un club grande. Entonces, si es por ayudar al Málaga, no tendría problemas en aceptar una salida que fuese buena para los dos”. El jugador de 20 años tuvo un recuerdo para su primer entrenador blanquiazul, Pellegrini. “Ha sido el más importante. Llegué aquí con 19 años, sin ser conocido, y me empezó a poner partido a partido. Me dio toda su confianza”, comentó.

El Málaga está soñando con los ojos abiertos, plantándose en octavos de Champions League, Isco no se pone límites: “Me he imaginado al Málaga en la final de la Champions. Todo se andará…”, afirmaba risueño, y continuaba recordando sus mejores momentos en Europa: “El partido del Zenit fue una noche mágica. Después del partido no pude ni dormir. Me tomé una pastilla para conciliar el sueño y ni así”. Y es que el joven centrocampista todavía lo ve con ojos de aficionado entusiasmado: “Tengo muchas camisetas intercambiadas. La del Zenit, la del Milán, la del debut ante el Granada, la de la Selección del otro día...También tengo la de Iniesta, la de El Shaarawy y alguna más”, comentaba emocionado Isco.

El jugador del Málaga sorprendió cuando confesó que el futbolista que más le ha impresionado al enfrentarse no era ni Messi ni Cristiano Ronaldo, si no “Busquets. Es un jugador que ha crecido muchísimo y es de los que maneja al Barça con Xavi e Iniesta. Pasó de Tercera a ganar la Champions con el Barça”, confesó el centrocampista.

Isco ya ha tenido la oportunidad de vestir la Roja con la absoluta, y comentó que Del Bosque en las distancias cortas, es una persona “muy llana, muy tranquila, me ha sorprendido bastante. Cuando salí al campo me dijo que no tuviese miedo, que hiciese lo que hago en mi equipo, que encarase, que me asociase. Me dio tranquilidad y confianza”.

Del que no guarda tan buen recuerdo es de su ex entrenador en Valencia. Unay Emery en su libro 'Mentalidad Ganadora” dijo que tenía tendencia al sobrepeso. A lo que contestó de mala gana “que diga lo que quiera. Creo que se equivocó bastante conmigo, no sólo en no darme confianza, sino también en el trato”, aunque termina recapacitando en alto que “quizás no me dio confianza porque no me la gané”. Sin embargo dejó un recadito final: “Jordi Alba es un fenómeno. Hubiera sido un refuerzo espectacular. A Emery también le costó bastante ponerlo a jugar”, finalizó.

Artículos relacionados