thumbnail Hola,

La inesperada derrota de Barcelona y los triunfos de sus inmediatos perseguidores permiten pensar que no todo está terminado en La Liga. ¿Alguien podrá bajar al cómodo líder?

Las diferencias entre el puntero Barcelona y sus perseguidores Atlético Madrid y Real Madrid siguen pareciendo abismales, pero este fin de semana se produjo el primer traspié catalán que, sumado a los triunfos de los dos equipos de la capital, abren un panorama alentador en cuanto a lo competitivo de cara a este largo semestre.

Hay que aclararlo antes del análisis más profundo: la campaña del Barça no deja de ser magnífica con 55 puntos sobre los 60 que disputó. Pero la actuación de ayer ante Real Sociedad, cayendo por 3 a 2 en un encuentro que lo tenía arriba 2-0 y sin problemas, deja ver que al menos hay un poco de humanidad en este equipo que parecía extraterrestre.

Los Culé tuvieron errores y eso sorprende, lo cual pinta de cuerpo entero lo que estaba siendo hasta ahora el conjunto que conduce Tito Vilanova. Sí, son humanos. Cometen errores, como no haber cerrado el partido ante Málaga por la Copa del Rey, terminando 2 a 2, o viendo cómo le revertían el resultado sobre el final.

Si esta caída no es una isla y recupera rápido el paso arrollador, todas estas posibilidades de volver a ver una Liga competitiva y donde alguien más pueda pelear por el título quedarán en la nada. La otra parte deberán aportarla los dos de Madrid, grandes triunfadores del fin de semana español.

El primero en hacerlo fue Atlético, aunque la alegría por la cómoda victoria 2 a 0 sobre Levante se vio opacada cuando, promediando el segundo tiempo, Radamel Falcao García frenó su marcha y rápidamente pidió el cambio, por un dolor en el muslo izquierdo. Si bien no había podido convertir, nadie puede dudar que es la gran figura de los Colchoneros y pieza clave para Diego Simeone. Si se confirma el desgarro, serán tres semanas de extrañarlo y ver de qué forma reemplazarlo.

De todas maneras, ningún hincha del Aleti podrá quejarse del enorme año 2012 y el buen comienzo del 2013, alcanzando una racha que databa de 1939-40, consiguiendo doce triunfos al hilo en el Vicente Calderón, una fortaleza imposible para cualquier visita.

Lo del Real fue directamente una exhibición que duró 45 minutos. Sólo necesitó del primer tiempo para vapulear a Valencia, que entregó todas las facilidades para irse al descanso 5 a 0 abajo. El segundo tiempo lógicamente estuvo de más, con los Merengues guardado energías para la revancha ante Celta entresemana. Recuperar el caudal goleador con Cristiano Ronaldo, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín fue el complemento para una noche perfecta.

Hoy la tabla de posiciones encuentra a Barcelona muy tranquilo en la cima con 55 puntos, seguido por Atlético Madrid que ya suma 47. Más atrás, Real Madrid parece lejano con sus 40 unidades, pero mantiene la ilusión. ¿Volverán a tropezar los Blaugranas? Y si ocurre, ¿podrán aprovecharlo los madrideños? ¿Se verá un semestre competitivo en España o la temporada es cosa juzgada?

Artículos relacionados