thumbnail Hola,

El defensa azulgrana entrena con normalidad dentro del equipo y aunque su retorno a los terrenos de juega no se prevé pronto, alimentará la calidad del equipo.

La alegría llegó al Barcelona esta semana cuando se conoció que Eric Abidal obtuvo el permiso médico para volver a jugar al fútbol. El mismo defensor había dicho desde hace pocos meses que esperaba para diciembre poder volver a jugar y tal parece que ha podido cumplir su objetivo y es que aún cuando no ha disputado ningún partido, sí ha pisado el césped en la Ciudad Deportiva con total normalidad.

El regreso del internacional francés supone un suspiro para los azulgranas que constantemente sufren bajas, sobre todo en la zona defensiva. 'Abi' no podrá volver pronto, porque ha estado ausente durante 8 meses, los mismo que David Villa necesitó para recuperarse, y por el momento, el lateral deberá adecuarse otra vez a jugar fútbol.

Desde hace algunas semanas, Abidal ya entrenaba al margen de sus compañeros y puede ser cuestión de algunas semanas para que veamos al jugador pisando el césped en un partido oficial, aunque claro está, lo hará en un principio como suplente y con pocos minutos de juego.

Lo más importante para el club blaugrana es estar pendiente de que Abidal se encuentre bien y que su vuelta al trabajo no le represente ningún riesgo en su salud. La técnica y la táctica pasan a un segundo plano sobre todo porque el regreso del francés representa más que nada un subidón a la moral de los culés.

Eric Abidal levantó el trofeo de la Champions League después de que superó por primera vez el cáncer de hígado que lo aquejaba. Casi un año después debió entrar al quirófano nuevamente pero para recibir un trasplante de hígado, poniéndose en duda que el francés pudiera volver a jugar, pero la gran labor de los médicos que cuidaron de Abidal, así como su propia voluntad y el apoyo del equipo y del barcelonismo, hicieron que 'Abi' se recuperara nuevamente.

Con el jugador otra vez en los vestuarios, los azulgranas están convencidos de que con lucha y esfuerzo todo se puede conseguir. Abidal es una muestra y Tito Vilanova es otra. Con un excelente arranque de Liga y con paso firme en la Champions League, los blaugranas hoy se encuentran más motivados que nunca para ganarlo todo.

Artículos relacionados