thumbnail Hola,

El argentino salvó del descenso al club en la primera temporada y en las dos siguientes lo mantuvo cerca de Europa, aunque un demoledor inicio de temporada lo ha condenado

Mauricio Pochettino ha sido el primer entrenador cesado de esta temporada en la Liga BBVA. El argentino, que marchaba último con el conjunto perico, siempre lo ha hecho bien desde que cogió el mando, allá por 2009, cuando el equipo se encontraba cerca del descenso. Pochettino logró ganar en el Camp Nou por 1-2 en el primer año de Guardiola, y consiguió salvar al equipo con 47 puntos.

Después de estar desde la jornada 16 hasta la 32 en posiciones de descenso, el cuadro perico consiguió finalizar en una notable décima posición. En la siguiente temporada, el Espanyol sólo estuvo la segunda jornada en descenso y finalizó, nuevamente, en mitad de la tabla con 44 puntos, además de volver a no perder en un derby ante el Barcelona.

La temporada 2010/2011 fue la temporada más exitosa. Con Osvaldo en la delantera, Pochettino y el Espanyol cuajaron un año donde el equipo estuvo 15 jornadas en puestos europeos, de ellas 5 en Champions. Finalmente acabó octavo con 49 puntos, pero nuevamente Pochettino reinventó un equipo para luchar por estar más cerca de Europa que del descenso.

Cabe recordar que el técnico ha sufrido el mal momento económico del club, donde se tenía que vender jugadores importantes y tirar de la cantera para poder seguir compitiendo. En la temporada 2011/2012 quien se fue del equipo fue Osvaldo, pero el argentino volvió a demostrar que su equipo no es de una sola estrella, sino de una unión total de la plantilla.

Así, el Espanyol, por segunda temporada consecutiva, no estuvo en puestos de descenso y pasó cuatro jornadas seguidas en puestos europeos, nuevamente una en Champions. Un mal final retrasó al equipo a la decimocuarto posición, pero volvió a ser un año tranquilo con el descenso lejos.

Esta ha sido la última temporada de Pochettino en el club, el técnico ha tenido que volver a sufrir el no poder hacer grandes fichajes, y un mal comienzo lo ha condenado. Nueve puntos de 39 y un último puesto lo sentencian, pero él mismo es de los pocos que podría retomar el vuelo. Pochettino conocía el club, los jugadores y demás, pero a partir de ahora no podrá ayudar desde el banquillo perico.

El mismo hombre que hizo soñar a los aficionados y dio más de una alegría durante cuatro largas temporadas se marcha. El Espanyol se equivoca y habrá que ver quién es el próximo entrenador que venga para intentar salvar la situación.

Artículos relacionados