thumbnail Hola,

Por la cancha del Camp Nou ha desfilado una gran cantidad de jugadores, muchos de ellos extranjeros, que triunfaron vistiendo la camiseta azulgrana.

 Pilar Suárez
 Editorial | Barcelona
Síguele en

La historia del Barcelona es larga y cuantiosa, más de mil jugadores han vestido la camiseta azulgrana a lo largo de los años, algunos con éxito y otros no tanto, pero otras han dejado una huella en el Camp Nou y en la memoria de los aficionados culés.

En Goal.com hacemos un recuento de los seis mejores extranjeros en la historia del Barça.

Lionel Messi

El argentino es el máximo exponente del éxito de La Masía. Tras firmar un contrato en una servilleta de papel cuando tenía 13 años gracias al descubrimiento del ex jugador Carles Rexach, el delantero llegó a la ciudad condal junto con su familia que no se logró adaptar a su nueva vida y decidió volver a Rosario, Argentina, su ciudad natal. En Can Barça permaneció Leo junto con su padre que empezó a fungir como su rpresentante.

Leo era el chico tímido que terminaba de comer al último en el comedor de La Masía, dormía y duerme diario la siesta después de comer para no aburrirse, porque lejos de una cancha un balón, Messi no encuentra nada que le llame la atención. Pero cuando se pone las botas, el rosarino se convierte en el genio del fútbol, no le gusta perder y tampoco busca llenar récords, sólo quiere jugar y gracias a sus ganas, posee tres Balón de Oro una cantidad interminable de títulos y récords personales impuestos. Así es Messi, el considerado el mejor jugador del mundo, un extranjero que no olvida sus raíces sudamericanas y lejos de su país hoy vive el sueño de cualquier chico y grande: el Barça.

Johan Cruyff



El genio holandés llegó al Barça en 1973 donde jugó durante 5 temporadas, tiempo en el que ganó dos de los tres trofeos Balón de Oro que lo igualan con Platini y Marco Van Basten. Considerado uno de los cuatro mejores futbolistas del siglo XX junto con Pelé, Maradona y Alfredo Di Stefano, fue el maximo exponente del “Fútbol Total”.

El “Tulipán de Oro” fue el salvador del equipo culé que no había ganado un sólo título en los últimos 14 años y fue Cruyff quien al conocer el interés del Real Madrid de hacerse con sus servicios, aplicó la rebeldía para vestir la camiseta azulgrana. A “El Flaco” se le recuerda con gran cariño en el Barcelona, durante sus años en el equipo brindó alegría a la afición y él se acopló a la cultura catalana como muy pocos, a tal grado de llamar a su hijo Jordi, algo que en ese tiempo no era permitido por el franquismo.

Romario

Es imposible olvidar al ex jugador brasileño que en su primera temporada como blaugrana (1993-94) se condecoró como el Pichichi del fútbol español . Compartió vestuario con Pep Guardiola y jugó en el recordado “Dream Team” de Johan Cruyff junto a Stoichkov, Koeman y Laudrup entre otros. Sus hat-tricks hacen memorable su recuerdo como azulgrana.

De carácter extrovertido y amante de las noches de juerga, “El Bajito” terminó por cansar al técnico Cruyff que decidió prescindir de sus servicios a finales de la temporada 1994-95. Pero en su recuerdo dejó aquel 5-0 que el Barcelona le aplicó al eterno rival en el Camp Nou y el ser considerado el mejor jugador FIFA World Player en 1994. Después de 17 años, sigue llevando al Barcelona en el corazón y desea que su hijo Romario vista pronto la camiseta blaugrana.

Ronaldinho

Ronaldo de Assis Moreira es uno de los máximos exponentes del barcelonismo. Su juego lleno de magia, rapidez y gran regate dejaron huella en la afición culé y en el club. Durante las cinco temporadas que vistió la zamarreta azulgrana marcó 95 goles y asistió en 80 ocasiones cifra que pocos han logrado y que no ha repetido en otro equipo.

Se hizo además de 2 campeonatos de Liga y 2 títulos de Supercopa de España además de ganar su única Champions League en el 2006. Ronaldinho dejó un gran legado en el Barça y dicho por él mismo, uno de ellos es Messi.

Ladislao Kubala

Una gran leyenda para el Barcelona y para el fútbol, ese fue el mediapunta húngaro que maravilló el Camp Nou. Fue el primer jugador en perfeccionar los lanzamientos a balón parado golpeándolo con el interior del pie para superar la barrera.

Hasta hace unos meses, poseía el récord de 256 partidos oficiales disputados con el equipo culé, después superado por Lionel Messi. Pero hasta hoy, sigue siendo considerado como el mejor jugador que ha tenido el Barcelona. Posee también el récord de haber marcado 7 goles en un sólo partido y durante los doce años que jugó en el Barça, 194 anotó dianas. Miles de personas se congregaron en el cementerio de personajes ilustres el 17 de mayo del 2002, día en que el mediapunta falleció y fue enterrado junto a ilustres personajes de la institución y con la bandera del Club.

Stoichkov

El búlgaro es uno de los más queridos del Barcelona y además elegido el segundo mejor jugador del mundo en el 1995 según la FIFA. Desembarcó en el Barça en 1990 para no irse nunca y es que el delantero se ganó a la afición culé por su coraje y fuerza para jugar, pero además por defender los colores del catalanismo.

Es el décimo goleador en la historia del Barça, sumando entre 1990 y 1998 un total de 255 partidos y 117 anotaciones. Era rápido con el balón, inalcanzable cuando cuando no lo poseía y con un carácter fuerte y temperamental que le valió alguna expulsión. Stoichkov fue uno de los protagonistas del Dream Team de Johan Cruyff, junto con Andoni Zubizarreta, Koeman, Laudrup, Bakero, Julio Salinas y Albert Ferrer entre otros, se llevó 5 Ligas, 4 trofeos de Supercopa de España, y 2 títulos de Copa del Rey, además de cuatro trofeos continentales entre Supercopa, Copa y Recopa de Europa. Fue condecorado con el Balón de Oro en 1994 y compartió la Bota de Oro con el mexicano Hugo Sánchez en 1990.

Relacionados