thumbnail Hola,

Tras la denuncia de Yaya Touré por insultos racistas de parte del público ruso, la UEFA estudia la chance de castigar al equipo ruso y su estadio.

La victoria de Manchester City sobre CSKA Moscú dejó buenas sensaciones en los ingleses, pero para Yaya Touré, una de las figuras del equipo, no todo fue positivo. El volante de Costa de Marfil fue atacado con insultos racistas desde las tribunas y así lo hizo saber al árbitro del encuentro y posteriormente a los periodistas.

Es increíble, UEFA debería hacer algo serio al respecto”, comentó el afectado a la cadena inglesa Sky Sports. Luego, añadió: “Yo le dije al árbitro del encuentro lo que estaba sucediendo, creo que esto es muy triste y si UEFA quiere terminar con esto, tendrá que hacer algo”, concluyó

De igual forma, Manuel Pellegrini, entrenador de los Citizens, opinó sobre el hecho: “Es lamentable y espero que la UEFA asuma las medidas correctas por lo sucedido”.

Sin embargo, del lado de los locales negaron lo sucedido y aclararon que el único que oyó eso fue Touré. “No hay nada para discutir, no sucedió nada especial”, dijo el encargado de prensa de CSKA a Sky, quien después continuó: “Había mucho ruido en el estadio y el único que oyó algo fue Yaya Touré”.

Con base en esa situación, la UEFA, que emitió un comunicado tras recibir el informe de los árbitros y los comisionados, decidió abrir un expediente disciplinario a CSKA y el estadio Arena Khimki, debido al comportamiento de su público, aclarando que la decisión definitiva se tomará a finales de octubre.

Se ha abierto un proceso disciplinario a PFC CSKA Moscú por comportamiento racista de sus hinchas (Artículo 14 de las regulaciones disciplinarias de UEFA) y por el uso de pirotecnia (Artículo 16) en el partido de la fase de grupos, jugado en Moscú, frente a Manchester City FC”, y concluye: “El caso será tratado por el cuerpo de Control  y Disciplina de la UEFA el 30 de octubre”.

Tras los incidentes y pensando en no alejarse de los puestos de punta de la Premier League, Manchester City ya se enfoca en el partido con Chelsea del próximo fin de semana y el mismo Touré habló al respecto, pues el jugador se encontrará con un viejo conocido, Samuel Eto'o.

"Samuel Eto'o es como un hermano para mí. Me ayudó mucho con la adaptación cuando llegué a Barcelona en 2007 y estoy muy feliz de que haya decidido venir a jugar a Inglaterra", dijo a la radio francesa RFI sobre el camerunés que ha ganado cuatro veces la condecoración como jugador africano del año.

Y para no alejarse del tema del racismo explicó: "En las canchas inglesas no se escuchan los mismos cantos racistas que en las españolas", a lo cual también atribuyó la mejoría en su juego, aunque también hizo énfasis en lo hecho por Manuel Pellegrini, de quien dijo que su esquema es más ofensivo que el de Roberto Mancini y a eso se deben los triunfos importantes de la temporada.

 

 

Artículos relacionados