thumbnail Hola,

La tercera equipación de los 'Merengues' fue presentada hace dos meses, pero no hubo oportunidad de utilizarla antes ni en La Liga ni en Champions League.

Hace casi dos meses, Real Madrid presentó su tercera camiseta en un acto a puro lujo: en lo alto de Torre Europa, con el Santiago Bernabéu a los pies, y con un Gareth Bale recién llegado al plantel Merengue haciendo de modelo de la nueva y llamativa casaca. El color, naranja, rememoraba la tonalidad del cielo de Madrid cuando el sol se esconde a eso de las 20:45, que es cuando comienzan los partidos en la Champions League. O al menos, eso se argumentaba desde la marca deportiva que viste al club madridista.

Vistoso como pocos, el color naranja de la equipación alternativa seguía la línea de las camisetas complementarias de estos últimos años, una roja y  otra verde. Sin embargo, al contrario que éstas, ni ha tenido la misma aceptación entre el madridismo, ni tampoco se le ha podido dar el mismo uso desde el propio club hasta hoy.

Pero el Merengue finalmente saltará a la cancha con su flamante casaca el martes, cuando podrá por fin lucirla por primera vez en toda su historia. La tercera equipación es teóricamente la de visitante para la Champions, aunque en temporadas anteriores también había sido utilizada en La Liga, incluso lejos del Santiago Bernabéu. De hecho, si bien la camiseta roja se estrenó a mediados de septiembre de 2011 ante Dinamo de Zagreb en competición europea, la camiseta verde de la última campaña se estrenó en el Sánchez Pizjuán, por La Liga, el 15 de septiembre de 2012, para así poder darle visibilidad cuanto antes frente a sus hinchas. No obsante, esta temporada, la naranja no había podido todavía ver la luz en ninguna competencia oficial.

Y es que ante Galatasaray en la jornada inaugural de Champions League era imposible por la coincidiencia de colores con el equipo local. Mientras que en La Liga tampoco surgió la posibilidad: no fue necesario cambiar el blanco ni frente a Villarreal ni ante Levante, tampoco contra Barcelona y, mientras tanto, en Granada y en Elche se jugó con la azul, la segunda alternativa.

Podría haberla estrenado ante Rayo Vallecano, el pasado sábado, dado que en los dos años anteriores había jugado en Vallecas con la verde y la roja, respectivamente. Pero entre todas las partes se decidió que lo mejor era reservarla para el partido del martes, nada menos que ante Juventus, un choque mucho más atractivo para lo que esperan que sea un estreno tan rimbombante como lo fue la propia presentación.
 

Artículos relacionados