thumbnail Hola,

A meses de sus salidas de Inglaterra y con su último gran cortocircuito en Munich hace dos años, el mercado, el sorteo o el destino quiso que Tevez y Mancini se vuelvan a cruzar.

La jornada de Champions League que se disputará hoy, miércoles, tiene varias coincidencias tan curiosas como casuales que probablemente ni sus protagonistas se podían llegar a esperar. ¿Los involucrados? Carlos Tevez y Roberto Mancini, sus respectivos clubes Juventus y Galatasaray, su anterior equipo Manchester City y el rival de turno de los Ciudadanos, Bayern Munich.

REENCUENTRO ESPERADO
CARLOS TEVEZ
Juventus Desde su llegada a Turín, el delantero argentino se transformó en muy poco tiempo en titular y pieza clave para la ofensiva del bicampeón italiano.
 ROBERTO MANCINI
Galatasaray Tras ser despedido de Manchester City al finalizar la última temporada sin ningún éxito deportivo, el italiano se hizo cargo de Galatasaray hace días.
El destino quiso que el director técnico italiano y el delantero argentino tengan la chance de volver a encontrarse en una cancha. Por la segunda jornada de Champions, la Vecchia Signora recibe a un Galatasaray con Mancini haciendo su debut en el banco de los turcos. Y si bien la presencia del Apache está en duda a causa del duro golpe que le propinó Ciro Immobile en el último clásico de Turín, es concreta la posibilidad de que se crucen una vez más dos viejos conocidos que nunca se entendieron fuera de la cancha.

"Estoy encantado de encontrarme con Tevez de nuevo, después de tres meses. Siempre hemos tenido una relación extraordinaria, ganamos tres títulos juntos en Manchester City ", aseguró Mancini en su primera conferencia de prensa como entrenador de Galatasaray y, tratando de dejar al margen los conflictos que existieron entre ambos, pero tirando un palito encubierto, agregó: "Es un gran jugador y no creo que vaya a perderse este partido sólo por un problemita de tobillo".

El último gran cortocircuito entre Tevez y Mancini se produjo hace exactamente dos años atrás, cuando aún defendían los colores del City. Los ingleses visitaban Munich para enfrentarse a un Bayern que, en la segunda fecha de la Champions 2011/12, se impuso 2-0 con un par de gritos de Mario Gómez y comenzó a mostrarle la salida a los Citizens, que terminarían quedando eliminados en esa fase de grupos en la que los alemanes y Napoli se clasificaron sin problemas.

Aunque se trataba del segundo compromiso, aquel partido se anclará por siempre en la memoria futbolera colectiva, pero no precisamente por el triunfo de los locales ni por ninguna otra cuestión futbolística. Ese 27 de septiembre de 2011, la atracción principal estuvo de la línea de cal para afuera, en el perímetro del banco de suplentes visitante del Allianz Arena. Carlitos estaba sentado entre los relevos e incumplió el pedido de Mancini de que calentar para ingresar a la cancha.
"Ese día a lo que me niego es a seguir entrando en calor. En la segunda parte, el técnico me manda a seguir calentando, y yo ya venía enojado. Cuando hizo un cambio defensivo, me senté en el banco, salió Dzeko y empezó a discutir con Mancini", relató Tevez un tiempo después, y agregó: "Me vio sentado y me mandó como un perro a seguir calentando. Cuando me habló mal, le dije que no".

El delantero argentino estuvo cinco meses sin jugar y, según confesó recientemente, durante esa época pensó en dejar el fútbol. Finalmente, volvió a los Sky Blues, pero distintos problemas extrafutbolísticos -como manejar sin registro de conducir- no le permitieron volver a rendir como en realidad él podía. Así, tras finalizar la 2012/13 en la Premier League, se mudó a Turín, mientras que un tiempo después, ya despedido de los Ciudadanos, Mancini desembarcó en Turquía.

Los movimientos de mercado, el sorteo de la Champions y el destino quisieron que hoy, si finalmente supera las molestias físicas, se produzca el reencuentro más esperado el mismo día y a la misma hora que se enfrentarán Manchester City y Bayern Munich, dos equipos que definitivamente no le traen los mejores recuerdos a Tevez y Mancini.

Relacionados