Schalke revirtió la serie

Tras el empate como local frente a PAOK, el conjunto alemán consiguió una victoria en Grecia y avanzó a la fase de grupos del certamen continental.
Schalke no había podido hacer la diferencia en casa ante un equipo griego que lo había sorprendido. El 1-1 obligaba a los alemanes a convertir en Salónica y a lograr un triunfo o un empate con más de un gol para acceder a la próxima instancia de la Champions League.

Por su parte, PAOK, que había clasificado a esta ronda por la eliminación de Metallist -que fue expulsado por la UEFA- necesitaba ratificar en su estadio lo que había conseguido en Gelsenkirchen. Sin embargo, se quedó con las ganas.

Adam Szalai abrió la cuenta poco antes del descanso para la visita y los dueños de casa alcanzaron la igualdad por intermedio de Stefanos Athanasiadis, aunque Julian Draxler puso el 1-2 y prácticamente sentenció la eliminatoria. A falta de 10 minutos, Kostas Katsouranis volvió a empatar y le dio esperanzas a su equipo, pero sobre el final nuevamente Szalai puso cifras definitivas en el marcador.

Así, Schalke, que debió sufrir más de la cuenta, se metió en la fase de grupos y esperará el sorteo del jueves para conocer a sus rivales.